Deuda externa crece, pero préstamos son necesarios ahorita, dice economista

En momentos de emergencia Nicaragua necesita de prestamos otorgados por organismos financieros internacionales por no contar con un Fondo Nacional para Desastres, es decir, una de las opciones a desarrollar es recurrir al exterior, acción que la administración Orteguista está acostumbrada a efectuar.

El economista independiente Luis Núñez señala que es necesario que el Gobierno consiga recursos del exterior para enfrentar los embates inesperados, por que con el Presupuesto General de la República (PGR) es incapaz de lograrlo.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) brindó al Gobierno de Daniel Ortega en calidad de crédito un monto de 185 millones de dólares para sufragar parte de los daños ocasionados por los huracanes Eta e Iota. La pregunta es, ¿cómo se pagará ese dinero?

Deuda externa actual de Nicaragua

Con la aprobación de todo préstamo la deuda externa aumenta, la cual actualmente sobrepasa los 11 mil millones de dólares, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Núñez expresa que de acuerdo al desorden que ha mantenido el Gobierno en turno en esta variable, se corre el riesgo que haya un mayor descontrol y comience a disparase «a como se está observando».

Economista independiente, Luis Núñez.
Foto: Extraída de redes sociales

«Se está observando una tendencia de incremento en la deuda externa. El gran problema es histórico, por que en Nicaragua no hay, ni ha habido una verdadera auditoría para revisar que ha pasado con todos los créditos que se le han otorgado a Nicaragua desde 1990 hasta la fecha», dijo.

Voz de Luis Núñez, economista.

El experto en números alega que los préstamos son otorgados al Gobierno de Ortega con una finalidad, pero se desconoce la verdadera utilización de los fondos. Espera que en torno a la situación que atraviesan los nicaragüenses, los créditos recientes sean ocupados a como se debe.

Déficit por más gastos y pocos ingresos

Por otra parte, aduce que el incremento de la deuda en los últimos años se debe a la caída en los ingresos internos de Nicaragua. La preocupación de los ciudadanos se extiende a que la deuda es pública y el Orteguismo la asume incrementando costos en las recaudaciones, las cuales han estado bajas por las crisis que aquejan al país.

«La caída en las recaudaciones ha obligado al gobierno a buscar recursos en el exterior para solventar los déficit que está teniendo actualmente, es decir la diferencia entre los gastos y los ingresos. En este caso los gastos son mucho más que los ingresos que está percibiendo y está cubriéndolo con deuda», manifestó el especialista.

Los daños ocasionados por los huracanes Eta e Iota son catastróficos. Con el primer ciclón (Eta) el ejecutivo estimó que se necesitarían 178 millones de dólares para la reconstrucción del país. Tras el paso del segundo fenómeno (Iota) las autoridades han advertido que las perdidas económicas podrían haberse duplicado.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*