Nicaragua es una amenaza social para Centroamérica: Bosco Matamoros

Estragos causados por Iota en la Costa Caribe Norte. | FOTO: Cortesía.

Crisis tras crisis Nicaragua se encamina más al deterioro poblacional, generado por las severas afectaciones económicas y falta de políticas públicas. Con el reciente paso de los huracanes Eta e Iota, la situación se agrava más, y el país se acerca al borde de convertirse en un peligro para la región.

Bosco Matamoros es un exdiplomático que analiza la gestión y proyecciones para la sociedad nicaragüense en los tiempos próximos. Él reafirma esta idea, y responsabiliza principalmente a Daniel Ortega.

«Somos una amenaza social y económica para el resto de Centroamérica. Aquí estamos a las puertas de una hambruna, de una tragedia humanitaria, y de los cuales son responsables las autoridades del gobierno» expresa.

Voz de Bosco Matamoros, exdiplomático y analista político.

Nicaragua se acerca a un hecatombe, influenciado por «una complicidad monstruosa». Viéndolo desde el punto de vista de la administración pública, el sesgo político del Frente Sandinista limita la participación pluralista, organizativa y sectorial, que se necesita para brindar el apoyo necesario. Matamoros afirma que en el contexto actual, hay que utilizar todos los canales, aunque sean independientes, para conseguir ayuda.

«Hay un gobierno con un concepto del Estado Feudal, completamente, quieren centralizar todo. Esa es la receta para la ineficiencia, para la redundancia, y para la corrupción. Esto es una cuestión que no es la crisis del gobierno de Daniel Ortega, sino la crisis de Nicaragua.» enfatiza.

Voz de Bosco Matamoros, exdiplomático y analista político.

Te puede interesar: Iota desaparece, pero deja una estela de destrucción en Nicaragua

Los «poderes delegados» y el Estado Constitucional de Derecho invisible

La centralización del poder de Daniel Ortega, y la no división de los Poderes del Estado, presencia acechante de la policía en las calles, represión y limitación de protestas sociales, o libertad de expresión, empañan por completo la Constitución Política.

Estos eventos se han replicado en reiteradas ocasiones durante años anteriores, principalmente desde el 2018 hasta el presente tras el estallido de las protestas sociales. El analista refiere que para Nicaragua su carta fundamental, y base de todas las leyes, dejó de existir.

Bosco Matamoros, exdiplomático y analista político.
FOTO: VOA Noticias.

«Yo no sé porqué hablan de Constitución. Aquí no existe. No es más que un papel que se utiliza para justificar las decisiones políticas. Es como hablar de Asamblea, si me decís en los últimos 13 años: ¿cuántas veces un diputado sandinista se ha opuesto a una medida, o criticado una medida que propone el presidente Ortega?, ninguna. Son unos asalariados que están ahí para cumplir las órdenes del jefe.

No existen los Poderes del Estado, lo mismo va para la Corte Suprema de Justicia. Somos un ‘no-estado’, porque no hay autonomía de los órganos. Son simplemente poderes delegados.» asevera.

Voz de Bosco Matamoros, exdiplomático y analista político.

Pese a esto, el exdiplomático observa que los fanáticos del gobierno viven en un mundo irreal y fantasioso, pero no sucede lo mismo con su principal representante: Daniel Ortega.

El proselitismo político ejercido durante la entrega de ayuda a las familias afectadas por el huracán Iota lo demuestras. «Parece que han notado que no tienen el apoyo de la nación, y tratan de utilizar en una forma simplista y casi infantil cualquier oportunidad para demostrar que tienen presencia» explicó.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*