Iota desaparece, pero deja una estela de destrucción en Nicaragua

Una mujer sobre los escombros de lo que fue su vivienda, destruida por el paso del huracán Iota en la Costa Caribe de Nicaragua. FOTO: Cortesía.

Casi a las 9 de la mañana del martes, el Centro Nacional de Huracanes informó que el fenómeno natural Iota se disipó en Centroamérica, aunque advierte que continuarán las fuertes lluvias remanentes de este en Nicaragua y demás países.

El martes la Costa Caribe Norte del país amaneció entre láminas de zinc voladoras, destrucción masiva y al menos un fallecido en esta zona. Iota tocó tierra en categoría 4 la noche del lunes, e impactó de manera brutal un Puerto Cabezas recién afectado por el huracán Eta.

De manera general se reporta la muerte de 13 personas, ocho fallecieron en diferentes ciudades de Nicaragua como resultado de las lluvias generadas por Iota. Las causas fueron crecidas de ríos, derrumbes de caños, y caídas de árboles sobre vehículos. Otras 4 perecieron en un deslave ocurrido en el Macizo de Peñas Blancas, en Matagalpa, y otro falleció de un paro cardíaco en Bilwi, como consecuencia de los vientos del fenómeno natural.

Ataúd donde descansan los restos del señor Agustín Nixson Pairath, fallecido de un paro cardíaco.
FOTO: Marisol Balladares/Radio Corporación

Territorios y áreas protegidas afectadas

La Fundación del Río emitió un reporte preliminar, donde se informa de al menos 23 territorios indígenas y 17 áreas protegidas afectadas por el paso de Iota.

«La trayectoria huracán Iota generó un impacto directo en al menos 23 territorios indígenas, los que albergan a un total de 294 comunidades, conformadas por un estimado de 147,459 personas. Estos territorios indígenas impactados están clasificados en 6 territorios de la etnia Mayangna, 11 territorios de la etnia Miskitu y 3 territorios conformados por ambas etnias.

El paso de huracán Iota también ha generado impacto directo principalmente en las áreas protegidas de la Costa Caribe Norte del país, se han identificado 17 áreas impactadas, que incluyen 15 Reservas Naturales (incluyendo la mayor parte de la Reserva de Biosfera de Bosawás), 1 Parque Nacional, 1 Reserva Biológica Marina» se lee en el informe.

«Haulover dejó de existir»

Los territorios indígenas están incomunicados. No se conoce información de los desastres actuales, pero por los estragos causados por Eta, se asume que son de magnitudes catastróficas.

Haulover es una comunidad indígena-miskito, ubicada a 6 kilómetros de donde impactó el huracán Iota. La zona quedó completamente devastada, ya «no existe».

Amaru Ruiz, director de la Fundación del Río, ha tenido contacto con comunitarios de la localidad quienes, han informado de la gravedad del desastre.

«Te puedo decir: Haulover, no existe. Eso es lo que te puedo decir que me dijeron en Bilwi. Haulover dejó de existir. Eso era una comunidad que vive a la orilla del mar. Ya el nivel de detalle va a salir conforme se vaya pudiendo tener comunicación con el resto de personas.» expresa Ruiz.

Comunidad de Haulover tras el impacto del huracán Eta.
FOTO: Onda Local

Una de las grandes dificultades para establecer comunicación entre las diferentes regiones es que los ríos están crecidos o desbordados, y estos son la única vía de contacto. Se estima que al menos en los próximos 4 días puedan cuantificarse los daños totales.

Personas soterradas en Macizo de Peñas Blancas

La tarde del martes al menos 15 personas quedaron soterradas tras producirse un deslizamiento de tierra en el cerro Macizo de Peñas Blancas. Según un reporte brindado por autoridades de búsqueda y rescate, han recuperado los cuerpos de cuatro personas fallecidas y han rescatado a otras cuatro con vida, y siguen en la búsqueda del resto.

Conozca más información del suceso: Recuperan 4 personas con vida tras deslave en Macizo Peñas Blancas

San Andrés y Providencia de Colombia, y Honduras

La Isla San Andrés y Providencia, de Colombia sufrió estragos severos, y las autoridades reportan una persona muerta, en conjunto con decenas de heridos y un desaparecido. Las imágenes que circulan en redes sociales, del paso del huracán sobre el archipiélago parecen sacadas de una película.

Paso de Iota por la Isla de San Andrés y Providencia, Colombia.
Video: Redes Sociales.

Los reportes de medios de la zona indicaron que el 98% del lugar quedó devastado, y las casas que quedaron en pie, todas, estaban sin techo.

En Honduras se confirman de manera oficial al menos cuatro muertos. Desde la entrada de Iota a Nicaragua el país se mantuvo en alerta roja, y como se esperaba, las inundaciones ahogaron las ciudades.

En Guatemala las intensas lluvias provocaron inundaciones, y las alertas por deslizamientos estaban pendientes, pero no se reportaron pérdidas humanas.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*