El hambre en Venezuela está matando a los animales de los zoológicos

Cerdos vietnamitas, tapires, conejos, aves y pecaríes, entre otros, son algunos de los animales que han fallecido en los últimos tiempos en la reserva de animales más grande de la capital venezolana, Caricuao, donde la crisis económica y el desabastecimiento que azotan al país también está afectando a la alimentación de la fauna.

La extensa crisis económica de Venezuela, que provoca largas colas de ciudadanos para obtener bienes básicos en los desabastecidos supermercados, ha provocado que la escasez también llegue a los zoológicos de todo el país, casi todos ellos bajo control gubernamental y cuya entrada es gratuita, por lo que la superviviencia depende casi exclusivamente de un estado con el agua al cuello por la baja de los precios del petróleo, practicamente único ingreso del país que preside Nicolás Maduro.

En medio de la convulsión política y el esfuerzo de una sociedad por llevar algo de comer cada día a sus hogares, muchos servicios dependientes del estado se ven afectados por una crisis que el régimen achaca a la conspiración de potencias extranjeras y la derecha empresarial.

Sin alimentos y en condiciones insalubres, desde algunos parques como el zoológico de La Laguna, ubicado en la región de Tachira, se está pidiendo ayuda a comerciantes locales para recolectar algunas frutas, carnes o verduras.

En el principal de Caracas, donde han fallecido ya decenas de animales, relatan casos de muchos especímenes que pasan hasta 15 días sin comer. La secretaria de Inparques, Marlene Sifontes, denunció que este domingo hallaron descuartizado el cadáver del famoso caballo negro del parque, que sucede a la reciente muerte de un danta en peligro de extinción, y manifestó que desde Inparques acudieron a la Fiscalía a denunciar la precaria situación que se vive en el zoológico.

Los lagos y estanques de Caricuao donde están los patos, caimanes y tortugas tienen bolsas y envases plásticos flotando, con el agua verde y mohosa; además de las áreas de los caballos, búfalos, zorros, mapaches y otras especies, que también están deterioradas sin ningún tipo de cuidados.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*