Inicia Asamblea General de la OEA: Canadá el primer país en pronunciarse sobre Nicaragua

Este martes inició la 50 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y por primera vez se realiza de manera virtual. Los temas principales de la Asamblea son la situación de Nicaragua y Venezuela.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, abrió la sesión manifestando que “el coronavirus ha puesto en evidencia la fragilidad los sistema sociales, políticos y económicos en los que vivimos. Está en nuestras manos cambiar la llamada «normalidad» antigua y nueva en la cual tenemos la obligación de responder con un enfoque basado en el respeto de los derechos humanos, con cambios en los abordajes a los mismos retos”, dijo Almagro.

Por su parte, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, solicitó en su intervención, a los estados miembros de la OEA a no intervenir en los asuntos internos de Nicaragua y Venezuela.

“Pretender utilizar a otros países para desviar el foco de la presión y el desastre sanitario, económico, político y social, que padecen los países copatrocinadores de esta propuesta es improcedente y constituye una agresión y un acto inamistoso en contra de la Republica de Nicaragua, quien no ha solicitado este tema y la República Bolivariana de Venezuela que desde hace tiempo no pertenece a esta organización” señaló.

Canciller de Nicaragua, Denis Moncada, intervención en la Asamblea General de la OEA

“La preocupación central de este debate debe ser la situación sanitaria, compartir las experiencias y la solidaridad entre los estados, en vez de discutir medidas de agresión», agregó Moncada.

«OEA busca desestabilizar al Gobierno de Ortega»

En una segunda intervención el Canciller Moncada, continúan aseverado que los estados miembros de la Organización de Estados Americanos buscan desestabilizar a los Gobiernos de Nicaragua y Venezuela.

«Hay una tendencia en los en los estados americano de utilizar la organización como instrumento de actuación injerencista con Nicaragua y realmente mentir, utilizar situaciones tergiversadas, usar noticiad falsas para elaborar proyectos encaminados para desestabilizar al Gobierno “constitucional” y legítimo de Nicaragua. Toda expresión que esté dirigida en esa dirección Nicaragua no la acepta y la rechaza», enfatizó.

El Ministro de Relaciones de Canadá, François-Philippe Champagne, por pate en su intervención, instó al Gobierno de Nicaragua a detener todas las violaciones de derechos humanos en el país, a lo que el canciller de Nicaragua respondió con el mismo discurso, de no aceptar los señalamientos que los estados miembros expresan sobre la situación del país.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*