“El virus no se ha ido, aquí está circulando”, explica salubrista

Jóvenes universitarias portando mascarillas FOTO: Cortesía

“El virus no se ha ido, aquí está circulando”, expresó a Radio Corporación el doctor independiente Carlos Hernández, refiriéndose a la relajación de los nicaragüenses frente a este. El Covid-19 como toda enfermedad es intangible, por ello el que piensa que todo está en aparente calma, se equivoca, añade.

¿Por qué el comportamiento del virus es distinto al de otros países?

Según explicación del galeno, el suave comportamiento del coronavirus en Nicaragua comparándolo con otros países del continente se debe a muchas razones. Ninguna nación se iguala a otra, se trata del mismo virus, pero no en todos lados se comporta igual.

La zona geográfica y ecológica, la densidad poblacional, el clima, los hábitos u otros factores inciden en que el comportamiento del nuevo coronavirus en cada país sea distinto. Pero el médico, miembro del Comité Científico Multidisciplinario, destaca que no se trata de suerte la debilidad que ha venido mostrando la pandemia en Nicaragua, sino que influyó la madurez que tuvo la población de resguardarse, cuidarse, protegerse y aplicar otras medidas voluntarias en momentos que la curva exponencial ascendía.

Foto cortesía: Jorge Torres / Agencia EFE

En el país hubo una higienización en todas las esferas. Pese a la falta de medidas del gobierno y el sigilo sobre los efectos del virus, los pobladores portaban sus mascarillas, alcohol y demás insumos para evitar la propagación y contracción del mismo.

Crisis sociopolítica ayudó en la prevención

El profesional de la salud aplaude esa “respuesta autoconvocada” y agrega que la mitad de las personas se impusieron autocuarentena. “No tuvo que obligarla nadie, empezaron a lavarse las manos y actuaron muy tempranamente”.

Hernández considera que ayudó la falta de turismo que se denotaba desde hace dos años, a raíz de la crisis socio-política. Fue positivo estar aislado.

Dr. Carlos Hernández, miembro del Comité Científico Multidisciplinario

“Desde el 2018 cayó totalmente el turismo y por lo tanto cayeron los vuelos aéreos, eso ayudó porque en otros países el virus entró por los aviones, y después se distribuyó en las ciudades”, alega el salubrista.

Puedes leer: Nicaragua acumula más de 10,600 casos de COVID19

En otros países el ataque del coronavirus ha sido lento, en Nicaragua ha sido con rapidez, entre mayo y junio el ascenso de la curva golpeó a los habitantes con mucha fuerza por el deficiente sistema de salud. Los entierros exprés se normalizaron.

“Nos golpeó peor que cualquier otro país, pero de manera muy rápida, en tres semanas llegamos al pico y posterior empezó a descender, pero con un costo terrible”, manifestó.  

Sin embargo, el Dr. Hernández insta a no bajar la guardia, y continuar aplicando las medidas recomendadas por organismo internacionales de la salud para seguir evitando la propagación del nuevo coronavirus, esto en medio de crisis que aquejan a toda Nicaragua.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*