Educación en Nicaragua fracasa por crisis sociopolítica y pandemia

Desfile realizado en un colegio de Managua/Radio Corporación

El Ministerio de Educación (Mined) presiona a los estudiantes de los diferentes colegios para regresar a clases, dando hasta el 30 de septiembre como último día, sino se les retira la matricula.

Desde finales de marzo, tras reportarse el primer caso de covid-19 en Nicaragua, muchas familias decidieron dejar de enviar a sus hijos a clase para evitar el contagio, sin embargo este ministerio, ha insistido en el retorno de los estudiantes desde siempre.

El Ministerio de Educación se ha convertido en un instrumento para intentar evidenciar la normalidad que promueve el Gobierno de Ortega, expresa la integrante de la Unidad Sindical Magisterial, Lesbia Rodríguez.

«El Mined hace todas las órdenes que le bajan, ahí no hay director, no hay delegado, no hay supervisor: No hay nadie que piense en cómo mejorar la educación» expresa la docente en retiro.

Rodríguez también señala que esta despreocupación de las autoridades educativas sobre la enseñanza, formará a alumnos con esos mismos valores, y esto repercute en la sociedad nicaragüense.

«La educación en Nicaragua hace decayó hace muy buen rato, porque a los maestros los obligaban a andar en marchas o a ‘rotondear’, entonces abandonaban a los alumnos, y en algunos de los casos se llevaban alumnos a las marchas.

Entonces ¿qué va a pasar? la educación en Nicaragua ya fracasó. Este año está fracasado. Si antes cuando no había la emergencia de la pandemia, ya se daba, ahora en este contexto» expresa

Rodríguez destaca que con este son tres años educativos perdidos, el primero fue el 2018 debido a las protestas sociales, el 2019 por la extensión de la crisis sociopolítica, y este a causa de la pandemia del COVID-19.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*