Mons. Rolando Álvarez: “No se puede construir un país a base de mentiras”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos Foto cortesía: Diócesis de Matagalpa

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, expresó en su homilía de este domingo que no se puede construir un nuevo país a base de mentiras, por ello llama a los nicaragüenses a ser partícipes de una construcción de nación asociada con la verdad.

“Es importante que los nicaragüenses trabajemos por construir un nuevo país en la verdad. La verdad es columna vertebral para la construcción de un nuevo país”, señaló. 

El religioso se refiere a la verdad en todas las esferas. En las relaciones interpersonales, sociales, políticas, económicas, jurídicas y ambientales.

Mons. Álvarez instó a no dejar que la mentira se siembre como cizañas en nuestros corazones, basada en “todo engaño, toda malicia, hipocresía envidia y toda clase de maledicencia”.

“Es importante que los nicaragüenses trabajemos en construir un país en base a la verdad”. Monseñor Rolando Alvarez, en su homilía el domingo 27 de septiembre.

Posted by Diócesis de Matagalpa. on Sunday, September 27, 2020

El jerarca católico también dijo que la mentira es una expresión que “corroe y corrompe” todas las relaciones mencionadas.

“Construir un país a base de la mentira, es construir una casa sobre arena movediza que “en la primera ventolera y primer problema se viene abajo”, enfatizó.

El presbítero concluyó afirmando que nunca se podrá construir un país recurriendo al falso testimonio y perjurio.

Leer también: Monseñor Álvarez exhorta a responder al odio con amor

“El respeto a la reputación de las personas prohíbe toda actitud y toda palabra susceptibles de causarle un daño injusto; se hace culpable (de:)
1. De juicio temerario: el que, incluso, tácitamente admite como verdadero, sin tener para ello fundamento suficiente, un defecto moral en el prójimo.
2. De maledicencia, el que, sin razón objetivamente válida, manifiesta los defectos y las faltas de otros a personas que los ignoran.
3. De calumnia, el que, mediante palabras contrarias a la verdad, daña la reputación de otro y da ocasión a juicio falso respecto a ellos. Hermanos todos pidamos al Señor que vivamos en la verdad, porque la verdad nos hará libres”, finalizó el obispo.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*