Comunidades indígenas en alerta ante negligencia Estatal e invasiones de colonos

Imagen referencial FOTO: El Nuevo Diario

La Región Autónoma Costa Caribe Norte y territorios indígenas enfrentan problemáticas simultáneas con un Estado despreocupado por la región. La malaria, el covid-19 e invasiones de colonos tienen en alarma a las comunidades.

Las regiones rurales e indígenas de Nicaragua, son las más vulnerables ante los abusos de derechos humanos, y precariedades de salud, porque son casi invisibles para el Gobierno.

Lea también: Activistas denuncian crisis humanitaria en comunidades indígenas

Limborth Bucardo, representante del Caribe Norte y miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco expresa que las comunidades sufren severamente por enfermedades como el COVID-19. La negligencia gubernamental es tanta, que ni siquiera han promovido medidas de protección.

«Tenemos múltiples problemas, por ejemplo: el problema de las enfermedades principalmente provocadas por el zancudo que es la malaria. Puerto Cabezas es el municipio donde más malaria hay a nivel de país, aquí la gente sin mosquitero no puede dormir. Con el tema del covid hay muy poca información en lengua materna, nunca hubo información oficial por parte del Gobierno sobre las medidas que se deberían tomar. Aquí no se hace la prueba del covid. Pero la gente se ha auxiliado mucho con medicinas naturales que es nuestro fuerte, por cultura.» señala.

Otro de los factores extremadamente alarmantes, es las invasiones de colonos a territorios indígenas, que casi se apoderan de todo el Caribe Norte.

«Es lo que nos ha golpeado mucho. En toda la Costa Caribe, tanto norte, como su, hay 23 territorios, de esos a la RAAN le pertenecen 19. De esos 17 están totalmente invadidos por colonos, dos de los territorios aún no están invadidos porque para entrar tienen que pasar sobre otros territorios.» explica el representante indígena.

Los despales en zonas protegidas también están teniendo graves repercusiones en esta región, pues incluso han desplazado a algunas comunidades.

«La comunidad Polo Paiwas fue desplaza en su totalidad. Lo colonos vinieron armados, incendiaron todas las casas, mataron a un chavalo e hirieron a otro. El resto de la gente logró huir de la comunidad. Ellos vinieron, tomaron las tierras y hasta el momento los hijos de Polo Paiwas no han regresado.» relata.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*