Báez motiva a los nicaragüenses a no perder la esperanza

Foto: Archivo

El Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, desde su exilio motivó a los nicaragüenses a no perder la esperanza de construir un país libre. 

Monseñor Báez, también exhortó a cimentar la nación en la justicia social, en la igualdad, en la libertad y la Paz.

«No nos acostumbremos a una normalidad engañosa que nos quieren imponer con la represión de las armas», recalcó el obispo, después de haber celebrado la Eucaristía en la Parroquia St.Agatha, Miami.

«Y no nos dejemos tampoco contagiar por el virus que afectado a ciertas cúpulas de la sociedad con el engaño, el juego sucio a espaldas del pueblo», subrayó.

«No perdamos la esperanza de construir una patria libre y mejor», es el mensaje de Monseñor Báez en ocasión de las fiestas patrias. 

Hoy se conmemoran 164 años de la heroica batalla de San Jacinto en Nicaragua. 

«El perdón»

Por otra parte, en una homilía ofrecida en St. Agatha Catholic Church, Miami, Estados Unidos, el obispo expresó que el perdón es necesario en la familia, entre amigos, compañeros de trabajo y en la sociedad. 

«Un mundo sin perdón sería insoportable, cruel e inhumano» , enfatizó.

Báez mencionó estar consciente de que la idea de perdonar puede ser mal visto, sobre todo en el contexto como el que atraviesa Nicaragua.

St. Agatha Catholic Church Monseñor Silvio J Baez O Rev. Marcos A Somarriba 24o. Domingo del Tiempo Ordinario Septiembre 13, 2020

Posted by St Agatha Catholic Church on Sunday, September 13, 2020

De igual manera, destacó que «es comprensible la indignación que sentimos ante el mal, la injusticia y la violencia».

«Entendemos que frente a tanta crueldad e injusticia surja el grito: ‘¡ni perdón ni olvido!’. Sin embargo, no podemos resignarnos a la lógica de la represalia, del odio y de la venganza», señaló.

«Por lo que, terminaríamos destruyéndonos todos y nadie sale ganando», añadió.

«Perdonar no es olvidar, sino recordar de otra manera, sin rencor ni deseos de venganza”, señaló el obispo.

«Sin embargo, en la vida no todo se resuelve con justicia fría e implacable y el mal solo es vencido cuando respondemos con el bien y el perdón», enfatizó monseñor Silvio Báez.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*