INDE: «Michael Healy representa el continuismo de José Adán Aguerri»

A menos de una semana para que se desarrollen las elecciones en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), algunas cámaras empresariales ya han expuesto públicamente su respaldo a algunos candidatos, quienes hasta el momento son los empresarios Michael Healy y Mario Hanon, ya que el actual presidente del Cosep, José Adán Aguerri, continúa sin decidirse si se postulará o no.

El días anteriores, el Instituto Nicaragüense del Desarrollo (INDE) había compartido la necesidad de construir una democracia institucional y de fomentar la participación, renovación y alternancia de poder.

En entrevista con Radio Corporación, la presidenta de INDE, Ximena González, expresa que todos estos puntos son necesarios para el desarrollo económico del país.

«No podemos desarrollar una economía en el país sin darle un espacio y un peso a la institucionalidad, a la democracia. Y desde cada espacio de participación ciudadana, ejercer nuestros derechos y deberes ciudadanos, sin ese espacio, sin esa libertad para desarrollar las empresas, para desarrollar la gremialidad, no vamos a conseguir los objetivos» expresa.

Healy no contestó llamadas ni mensajes a su celular. Radio Corporación ha estado intentanto comunicarse con él desde hace tres días para conocer su versión.

Con respecto a su propuesta de cambio de la directiva en el Cosep, INDE respalda a Mario Hanon, porque aseguran que sus características inducen a que desarrollen una labor empresarial y gremial con capacidad. Además, González afirma que «en Cosep no necesitamos un político, sino una persona con capacidades políticas.»

Healy perpetuaría caudillismo empresarial

La presidenta de INDE explica que el silencio que José Adán Aguerri mantiene sobre su postulación es proporcional a maniobras para que alguien de su elección permanezca a la cabeza del Cosep.

«Por lo que hemos visto, es Mike Healy que para mí representa el continuismo del modelo de José Adán y del grupo económico que lo apoya» señala.

Sobre la indecisión de José Adán, González, expresa que en años anteriores lo hacía con suficiente tiempo de antelación «porque pareciera que todo lo tenía bajo control».

«Demuestra cómo le cuesta desprenderse de los espacios de poder y eso no es un buen síntoma, y no es positivo para Nicaragua. Que el que llega y toma una silla de poder ya sea en el ámbito privado o en el ámbito público después no la quiere soltar eso es caudillismo, eso es atornillarse a los cargos de servicio y es desvirtuar lo que realmente deberían ser estos cargos». expresa.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*