Discurso de Daniel Ortega estuvo desconectado de la realidad nacional

El politólogo Felix Maradiaga considera que el discurso de Daniel Ortega en el partidario acto del 19 de julio fue desconectado de la realidad de los nicaragüenses.

De hecho señala que el «mensaje» del dictador se puede leer entre lineas como un discurso de angustia por las presiones internacionales.

«A pesar de su discurso antiimperialista, Ortega controló sus palabras contra el presidente (Donald) Trump y eso solamente puede indicar que comprende que las sanciones van a seguir llegando y que ya le están asfixiando cada vez más», expuso Maradiaga.

Por otro lado, las justificaciones del mandatario sobre el impacto del Covid-19, revela que ha habido negligencia en la atención y mitigación de la pandemia en Nicaragua.

«Ellos la pudieron haber controlado y ellos han dejado al pueblo solo en esta lucha (…) el régimen prefirió la ruta de la indolencia y de la irresponsabilidad criminal, fueron negligentes», explicó el politólogo.

En tercer lugar Felix Maradiaga evidenció la falta de voluntad política de la dictadura en relación a la crisis socio política y de derechos humanos en nuestro país.

«No hay voluntad, no hay ideas concretas. A Ortega solo le queda el aparato represivo y el aparato del estado para sostenerse en alas de cucaracha. Y a la vez apuesta a que la oposición no logrará los niveles de cohesión necesarios para sacarlo del poder; en eso se equivoca», sostiene.

Indica que el discurso del orteguismo «es digerible solo para su pequeño grupo de fanáticos».

«Para el resto de Nicaragua lo que queda es una confirmación más de una familia en el poder atrincherada en sus privilegios, sostenida a través de las armas y sin capacidad de las respuestas concretas a la emergencia del Covid-19, la emergencia económica y a la emergencia del DDHH», apunta.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*