Kimberly Clark suspende operaciones en Venezuela por crisis económica

Kimberly-Clark Corporation,Venezuela,Comunicado

La compañía estadounidense Kimberly-Clark Corporation anunció este domingo que suspende indefinidamente sus operaciones en Venezuela debido al “continuo deterioro de las condiciones económicas y empresariales”, según un comunicado.

 La decisión llega luego de años de enfrentar difíciles condiciones “más allá de su control” como por ejemplo la inhabilidad de comprar materiales, hecho que en los últimos dos meses ha ocasionado que la mayoría de sus líneas de fabricación terminaran, indicó la compañía.

971 personas perdieron su empleos, según cifras del gobierno de Venezuela entregadas por la Agencia Nacional de Noticias.

“La acción anunciada hoy es muy difícil, particularmente debido a los esfuerzos de los empleados que han trabajado diligentemente de cara a los grandes desafíos que existen para mantener el negocio a flote”, aseguró la compañía.

“Todas las operaciones de la empresa tanto en su sede en Caracas, así como su principal centro de distribución en Maracay, han sido suspendidas indefinidamente, por lo que Kimberly-Clark ya no fabricará, comercializará o venderá su línea de productos de consumo y belleza profesional en Venezuela”, añadió en su comunicado.

La falta de disponibilidad de divisas y la rápida inflación, también fueron considerados por la compañía como una razón para suspender sus actividades, de acuerdo al comunicado.

“La combinación de estos factores hacen que la operación de la compañía sea imposible en este momento”.

Lee: Otra vez se disparan los precios por inflación en Venezuela

Kimberly, una compañía estadounidense con presencia en 175 países, es la fabricante de marcas como Kleenex, Scott, Huggies, Pull-Ups, Kotex y Depende, todos estos productos de cuidado personal.

Procedimiento ilegal

El gobierno de Venezuela informó que acompaña a los más de 900 trabajadores que quedaron sin empleo luego del cierre que calificó como “repentino e ilegal”, pues, al decir del Ministerio de Trabajo, la compañía no avisó de manera previa sobre el cierre, según informó la Agencia Venezolana de Noticias, AVN.

“Aquí no aplicaron ningún procedimiento legal, este es un procedimiento absolutamente ilegal, fuera del contexto jurídico nacional, ya que violentaron de manera absoluta le Ley Orgánica de los Trabajadores», aseguró la viceministra para Derechos y Relaciones Laborales del Ministerio para el Proceso Social del Trabajo, Leninna Galindo en AVN.

La ministra explicó que la compañía depósito una cantidad de dinero en las cuentas de los trabajadores sin ninguna otra información, una suma que podría ser el pago de las prestaciones sociales, dice AVN.

Según Galindo, el gobierno constató la paralización de la planta ubicada en el sector San Vicente, en el estado Aragua, y trabajará para reabrirla.

Pero Kimberly-Clark dice que revisará sus opciones respecto a la viabilidad de volver a operar en Venezuela y añade que la decisión sólo afectará la planta en Venezuela y no en otras partes de América Latina.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*