Nicaragüenses con Guaidó

Juan Guaidó,usurpación,

Editorial Diario La Prensa

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, culmina hoy en Miami una gira internacional que lo ha llevado a Colombia, Europa, Canadá y los Estados Unidos (EE.UU.).

Además, el presidente democrático de Venezuela que es reconocido por alrededor de 60 países, entre ellos las democracias más grandes y fuertes del mundo, participó en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, donde pronunció un aplaudido discurso en el que denunció la trágica situación de su país, que era el más rico de América Latina pero la dictadura del usurpador Nicolás Maduro lo ha convertido en el más pobre de la región.

Para el recibimiento oficial a Guaidó en el Centro de Convenciones del Aeropuerto de Miami, fueron convocados no solo los venezolanos que viven en esa gran ciudad del sur de la Florida, sino también los muchos cubanos y nicaragüenses que también residen allí y comparten la misma trágica suerte, de que sus países y Venezuela son los únicos de América Latina en los que subsisten dictaduras. “La lucha de los venezolanos es la misma lucha de los cubanos, nicaragüenses y todos los pueblos oprimidos por dictaduras”, expresó Guaidó en un mensaje por Twitter el jueves de esta semana. “Por eso –agregó–, los convoco a todos a unirnos y movilizarnos en Miami este sábado primero de febrero. ¡Viva Venezuela y Latinoamérica Libre!”

Si la dictadura de Venezuela cae, las de Cuba y Nicaragua también podrían caer. Los petrodólares venezolanos salvaron a la dictadura comunista de Cuba, cuando se estaba ahogando como consecuencia de la caída y desaparición de la Unión Soviética, que la mantenía con un cuantioso subsidio anual de seis mil millones de dólares. Además, los dictadores de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Fidel Castro, crearon el Foro de San Pablo con el fin de promover la instalación de otras dictaduras socialistas en América Latina, utilizando los inmensos recursos petroleros venezolanos. Y lo consiguieron en varios países, entre ellos Nicaragua.

Pero la dictadura del denominado “socialismo del siglo 21” arruinó la producción petrolera y toda la economía venezolana. Para solo mencionar un dato, Venezuela sigue teniendo la mayor reserva petrolera del mundo, pero después de que en 1998 producía tres millones y medio de barriles de petróleo por día, hoy apenas está produciendo 640 mil barriles.

La dictadura socialista de Venezuela no pudo seguir financiando a los otros regímenes dictatoriales, algunos de los cuales desaparecieron. En tanto que los de Cuba y Nicaragua se encuentran con el agua al cuello, incapaces de valerse por sí mismos.

Se sabe que los procesos históricos y políticos no son iguales en todas partes ni se desenvuelven de manera automática. De manera que la caída de la dictadura de Venezuela no significa que de inmediato caerían las demás, pero es muy alta la probabilidad de que caigan, sobre todo la de Daniel Ortega en Nicaragua.

Tiene razón Guaidó al decir que la lucha de los venezolanos es la misma de los cubanos y los nicaragüenses. Son tres pueblos unidos por la desgracia de la dictadura y por la esperanza en el advenimiento de la libertad.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*