«El autoritarismo en Venezuela, Nicaragua y Bolivia representan el deterioro democrático regional»

ONU,Nicaragua,
Foto/AFP

Un retroceso general en América Latina, a pesar de algunas ganancias, según el índice realizado en 2019 por The Economist Intelligence Unit.

El estudio incluye cinco categorías y además, los países son catalogados como «democracias plenas», «democracias imperfectas», «regímenes híbridos» o «regímenes autoritarios»; la isla se encuentra en este último.

«América Latina es la región de mercados emergentes más democrática del mundo. Sin embargo, su puntaje general cayó sustancialmente en 2019, de 6.24 en 2018 a 6.13, un cuarto año consecutivo de declive. En 2019 el El declive regional fue impulsado principalmente por la crisis postelectoral en Bolivia, y en menor medida por el regresión democrática en Guatemala y Haití. Los puntajes generales cayeron en casi la mitad de los países en la región. Dicho esto, las dos únicas modificaciones de la clasificación regional en el Índice de Democracia 2019 fueron ambas mejoras (Chile y El Salvador)», es parte del comunicado.

Cuba, calificado como «régimen autoritario», tiene una calificación de 2.84, en un máximo global de 10 puntos, donde se encuentran las democracias plenas como Canadá, Australia y los países nórdicos.

En ese lugar acompañan al gobierno de La Habana, Venezuela (2.88) y Nicaragua (3.55) aunque estos dos países están mejor calificados.

De acuerdo con The Economist , «El creciente uso de prácticas autoritarias en Venezuela, Nicaragua y Bolivia representan gran parte del reciente deterioro democrático regional».

Los cinco medidores que se aplicaron a 167 países son: proceso electoral y pluralismo, el funcionamiento del gobierno, la participación política, la cultura política democrática y las libertades civiles.

En América Latina los países con una democracia más sólida sigue siendo Uruguay (8.38), seguido de Costa Rica (8.13) y Chile (8.08).

Agencias

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*