Colombia concede la primera licencia de marihuana medicinal

La empresa canadiense PharmaCielo, con sede en Antioquia, podrá fabricar productos derivados del cannabis para la exportación o el comercio nacional

Colombia,Uso legal de marihuana, Medicinal

El Ministerio de Salud de Colombia ha confirmado la mañana del martes que ha concedido la primera licencia para producir derivados de la marihuana con fines médicos a la empresa canadiense PharmaCielo. La autorización permite a la compañía, con sede en el municipio de Rionegro, en el Oriente Antioqueño, transformar cultivos de cannabis en productos para la exportación, el comercio nacional o la investigación. “Nuestra meta es convertirnos en los mayores proveedores de extractos de aceites de cannabis cultivado naturalmente y no hay mejor lugar para hacer esto que en Colombia”, ha afirmado en un comunicado el español, Jon Ruiz, presidente y gerente general de PharmaCielo. A partir de este momento, la compañía tendrá que esperar el pronunciamiento del Consejo Nacional de Estupefacientes, órgano encargado de otorgar el permiso final.

A la espera de que se conozcan más detalles de cuándo comenzaría la producción, el Ministerio ha explicado que la concesión permite la fabricación de extractos, aceites o resinas, además de la importación de la maquinaria y tecnologías necesarias para el cultivo y la construcción de laboratorios de investigación. La inversión de la empresa será de 100 millones de dólares y las ganancias podrían ascender a 50.000 millones si el cultivo se llega a extender hasta 600 hectáreas, publican medios locales. Por el momento, según declaraciones de Ruiz recogidas por el diario colombiano El Tiempo, «el proyecto comenzará en un terreno de 20 héctareas».

“La ubicación ecuatorial del país y su variedad de microclimas ideales dejan poca duda del rol protagonista que jugará Colombia en el desarrollo de esta industria internacional que está creciendo rápidamente”, ha dicho Federico Cock-Correa, otro de los responsables de PharmaCielo. Con esta primera autorización, Colombia se abre a un mercado que, según los cálculos del Gobierno, podría significar una entrada económica anual de al menos 2.000 millones de dólares. Los primeros productos se esperan para 2017 y podrán beneficiarse personas que sufran de epilepsia, cáncer, dolores crónicos, artritis o esclerosis múltiple, entre otras.

El pasado mes de marzo, PharmaCielo solicitó formalmente la licencia ante el Ministerio. En ese momento, regía el decreto para reglamentar el uso de la marihuana con fines medicinales firmado únicamente por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. En mayo, el Congreso de la República le dio un nuevo espaldarazo a la posibilidad de que en el país exista una ley que dé garantías jurídicas y directrices claras para el uso de esta planta. A la iniciativa solo le resta la conciliación entre la Cámara y el Senado (las dos instancias del Parlamento) para que pase a sanción presidencial y se convierta en Ley de la República. La compañía canadiense espera esta confirmación desde inicios de junio.

Colombia se une con esta decisión a países como Chile, Puerto Rico, Uruguay, Estados Unidos, Holanda, República Checa e Israel, en donde se ha aprobado el uso del cannabis con fines terapéuticos.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*