Cancillería denuncia falta de información de Nicaragua en detención de indígena tico

Denuncias,Marchas anti Canal

El canciller, Alejandro Solano, denunció este lunes por la mañana que las autoridades de Nicaragua manejan con hermetismo la detención del indígena costarricense Byron Reyes Ortiz, quien es investigado en ese país por una supuesta tenencia ilegal de explosivos.

Solano dijo que a pesar de gestiones hechas tanto por el embajador en Managua, Javier Sancho, como por el cónsul Álvaro Herrera, hasta ahora las autoridades nicaragüenses han mantenido silencio, sin dar mayores detalles de la captura.

La Cancillería costarricense desconoce en cuál centro de detención se encuentra Reyes Ortiz, tampoco sabe cuál es su estado de salud y su situación jurídica actual.

“Por el momento las autoridades nicaragüenses —ustedes saben que es muy particular la forma en que ellos manejan el ámbito de la justicia— durante las primeras 48 horas han tenido un hermetismo total, no hubo ninguna respuesta, ya se cumplieron esas 48 horas y a partir de ahora vamos a iniciar una gestión más fuerte, desde el punto de vista diplomático, para que se cumpla en lo dispuesto en la Convención de Viena», dijo Solano.

Este tratado establece la obligación de los Estados de informar del por qué fue detenida una persona, si fue trasladada a tribunales y el delito por el cual se le procesa.

Agregó que la falta de información no solo la vive Costa Rica, sino también España, México y Argentina, países de origen de los otros cinco extranjeros detenidos por la Policía de Nicaragua, el sábado pasado, junto al indígena de la etnia térraba y siete ambientalistas nicaragüenses.

“Posiblemente en las próximas horas habrá una reunión de los cuatro países en Managua, a nivel de embajadores, para ver qué acción conjunta se puede llevar acabo”, expresó el canciller a. i..

Según un comunicado de la Policía Nacional de Nicaragua, el sábado Reyes estaba en la casa de habitación de Francisca Ramírez Torres, del Movimiento Anti Canal, en Colonia La Fonseca, municipio de Nueva Guinea, junto con ciudadanos nicaragüenses y otras nacionalidades «manipulando sustancias explosivas y se produjo una explosión, resultando lesionado Alexander Marenco de 25 años».

El documento además señala que la Policía acudió al lugar con un equipo de investigadores y miembros de la Dirección General de Bomberos del Ministerio de Gobernación, quienes comprobaron que los ahora detenidos «realizaban manipulación de sustancias explosivas sin ninguna autorización policial, poniendo en peligro la vida y la integridad física de las personas y la comunidad».

Reyes estaba en Nicaragua desde mediados de este mes como parte de la denominada «Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir», dedicada a impartir talleres sobre tecnologías accesibles y amigables con el ambiente.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*