CIDH en alerta por el acoso de Ortega a los medios nicaragüenses

nicaragua- MEDIOS DE COMUNICACION
FOTO: ARCHIVO

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó de que el influyente diario «La Prensa de Nicaragua» puede dejar de circular en su versión impresa por presiones del Gobierno de Daniel Ortega.

«Con 93 años de existencia, el diario corre riesgo de interrumpir su circulación debido a medidas de presión impuestas por el Estado de #Nicaragua: la aduana retiene desde hace 56 semanas papel y tinta importados», señaló la CIDH, el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE-CIDH), en un tuit.

Ese organismo señaló que el fin de semana pasado cerró la versión impresa del suplemento de sátira política «El Azote», de La Prensa, tras casi 25 años de publicaciones dominicales, debido a que el Gobierno sandinista mantiene retenido su papel. Mientras el periódico Hoy, dirigido a segmentos populares y del Grupo Editorial La Prensa, apagó el lunes su versión digital, para sobrevivir a los problemas económicos derivados del bloqueo aduanero de su materia prima.

 «El cierre de @laprensa sería un hito en la censura a los medios de comunicación en #Nicaragua; un diario que sobrevivió a la clausura de la dictadura de Somoza. Más de 200 trabajadores podrían quedar desempleados y los ciudadanos perderían otra fuente más de información», advirtió la CIDH. En este contexto, el Meseni y RELE-CIDH exigieron al Estado de Nicaragua dejar de hostigar a medios y levantar medidas indirectas que afectan a la libertad de prensa, como el control del papel y la prohibición a medios independientes de ser transmitidos en televisión para abonados.

El bloqueo aduanero que mantiene el Estado nicaragüense desde hace 13 meses del papel, tinta y otras materias al Grupo Editorial La Prensa, que publica el diario La Prensa y Hoy, y a la empresa ND Medios, obligó al cierre de El Nuevo Diario, el segundo periódico en importancia del país centroamericano.

El Nuevo Diario, el segundo más antiguo de Nicaragua, así como el rotativo Metro y el medio digital Maje, todos propiedad de ND Medios, del grupo financiero nicaragüense Promerica, dejaron de circular hace 12 días a causa de las presiones económicas del Gobierno de Ortega. La retención de papel también hizo desaparecer de las calles al periódico popular Q’Hubo, que también pertenecía a ND Medios, desde diciembre pasado.

END- 27 DE OCTUBRE 2019
FOTO/ CORTESÍA

La aduana empezó a bloquear las materias primas desde septiembre de 2018, cinco meses después de que estallara la crisis sociopolítica nicaragüense y, de acuerdo con los periódicos, «sin ninguna justificación legal o administrativa». El Gobierno, en cambio, sostiene que el cierre de los periódicos obedece a razones administrativas, económicas y de credibilidad, más que a la retención del papel de prensa.

Deutsche Welle

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*