Dimite Lord Hill, comisario británico en la Unión Europea

Jonathan Hill,dimite,reino unido,unión europea,

«Ya dije que en caso de Brexit (salida de Reino Unido de la Unión Europea) no me sentiría cómodo. Confirmo formalmente que he decidido dimitir». Jonathan Hill, el comisario británico de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Mercado de Capitales de la Unión Europea (UE), ha anunciado hoy por carta su dimisión, que llega tras la votación en Reino Unido para abandonar la UE. Hill, que asumió el cargo en noviembre de 2014, ha precisado que trabajará codo con codo con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, para asegurar «un relevo ordenado». Su cartera la asume el vicepresidente Valdis Dombrovskis. «Acepto su dimisión», ha asegurado el jefe de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en una breve misiva en respuesta a la de Hill.

El voto británico empieza a tener consecuencias en la política europea. Ya las tuvo ayer en Reino Unido, con la dimisión en diferido del primer ministro, David Cameron. Hill se va, pero también varios eurodiputados británicos han presentado ya o están a punto de presentar su dimisión.

«Como muchas personas en el Reino Unido, lógicamente estoy muy decepcionado con el resultado del referéndum», afirma Hill, que confiesa que le hubiera gustado que su carrera en Bruselas «acabara de otra manera». «Pero el pueblo británico opinó de forma distinta, y así funciona la democracia», constata.

«Al avanzar hacia una nueva fase, no creo que sea correcto que yo siga como comisario británico como si nada hubiera pasado», explica el político tory (conservador), para confirmar que, en consecuencia, ha comunicado a Juncker su decisión de dimitir. Hill agradece al presidente la oportunidad que le dio de trabajar en servicios financieros y de «ayudar a apoyar el empleo y el crecimiento en Europa».

«Vine a Bruselas siendo alguien que hizo campaña en contra de que el Reino Unido adoptara el euro y que era escéptico sobre la UE», explica en su nota de despedida. «Pero me voy convencido de que, a pesar de las frustraciones, nuestra pertenencia era buena para nuestro lugar en el mundo y para nuestra economía», sostiene.

«Lo que está hecho no puede deshacerse y ahora tenemos que ponernos a trabajar para hacer que nuestra relación con Europa funcione lo mejor posible», concluye. El voto favorable al Brexit o salida de la UE en el referéndum del pasado jueves precipitó también la dimisión del primer ministro, David Cameron, que dijo que otro líder conservador debe dirigir las negociaciones para abandonar el bloque.

Aunque Cameron espera seguir al mando hasta octubre, cuando se elegiría otro líder tory en el congreso del Partido Conservador, los dirigentes europeos le están presionando para que active cuanto antes el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, por el que se regularía la salida del país.

Fuente: El País

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*