Comité de Protección de Periodistas alza su voz en defensa de medios impresos

Freedom House
Foto: Archivo

Las autoridades nicaragüenses deben entregar insumos pertenecientes a los periódicos La Prensa y El Nuevo Diario, declaró el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Desde finales de agosto de 2018, las autoridades aduaneras han retenido importaciones de tinta y papel de los medios impresos sin dar ninguna explicación por la retención de los insumos.

El 30 de agosto, el Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo de Nicaragua (TATA) resolvió que las autoridades aduaneras debían cesar la retención de insumos importados por La Prensa, según una nota del periódico. El editor jefe de La Prensa, Eduardo Enríquez, declaró al CPJ que las autoridades no han cumplido con el fallo. Con anterioridad, el 20 de junio, el tribunal les había ordenado a las autoridades que entregaran los embarques de insumos de El Nuevo Diario.

La Dirección General de Aduanas (DGA) no ha respondido formalmente a ninguno de los fallos del tribunal, pero el 8 de julio entregó una pequeña cantidad del papel periódico destinado a El Nuevo Diario, que este medio está utilizando para imprimir una edición en formato tabloide, en lugar de su tradicional formato sábana, declaró al CPJ el subdirector del periódico, Douglas Carcache.

“Las autoridades están intentando asfixiar abiertamente a dos importantes periódicos como La Prensa y El Nuevo Diario al retener sus insumos sin motivo alguno”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. “Las autoridades aduaneras de Nicaragua deben entregar los insumos que están secuestrando y permitir que los periódicos continúen ejerciendo su vital papel de informar a la sociedad”.

La DGA no respondió a una solicitud de declaración que el CPJ envió por correo electrónico. El sitio web de la DGA muestra un mensaje de error, y el CPJ llamó a siete teléfonos oficiales distintos que aparecen en los datos de contacto de las autoridades aduaneras, pero no recibió ninguna respuesta.

La DGE retiene aproximadamente 92 toneladas de papel destinadas a La Prensa, según una nota de este diario. La mayor parte de los ingresos de La Prensa provienen de la publicidad impresa, y la falta de recursos ha obligado al diario a reducir la paginación de su edición diaria y a dejar cesante al 65 % de su personal, Enríquez declaró al CPJ.

Enríquez expresó que, si el periódico no recibe los insumos pronto, se verá obligado a suspender completamente su edición impresa, lo cual provocaría más cesantías.

“Pagamos todo lo que hay que pagar. Hicimos todo lo que había que hacer; sin embargo, ellos no nos han entregado los insumos completos. No hay razón para ello, ni legal ni técnica”, afirmó Carcache. “Esto es un ataque abierto contra la libertad de prensa y la libertad de expresión”.

Desde inicios de 2018, el Gobierno nicaragüense ha allanado la sede de múltiples medios, les ha ordenado a las empresas de servicio de TV por cable que suspendan las transmisiones de canales críticos del Gobierno, y ha encarcelado periodistas, según datos del CPJ.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*