El videojuego del futuro se juega dentro de la pantalla

Playstation presenta un accesorio de realidad virtual, la tecnología que los creadores ven como un hito de la industria. En octubre habrá 50 juegos en el mercado para VR

El director de la empresa de videojuegos Secret Sorcery. Scott Kirkland, que en los 20 años que lleva en este negocio su padre nunca ha mostrado ningún entusiasmo por su trabajo. Es un señor de 68 años del noroeste de Inglaterra al que eso de los videojuegos no le dice nada. Este año, Kirkland le llevó a su padre el último proyecto en el que ha trabajado. Un juego llamado Tethered, diseñado para ser jugado en realidad virtual (VR), con unas gafas de esas aparatosas que te pones en la cabeza. “Por primera vez en su vida mi padre, al quitarse las gafas me dijo: ¡Esto es increíble! Ahí me di cuenta de lo importante que es esto».

El entusiasmo de Kirkland era la tónica general este lunes en el Shrine Auditorium de Los Ángeles en la presentación de las novedades de Playstation de Sony durante el E3 (Electronic Entertainment Expo), la feria anual de videojuegos más importante de la industria. Tethered era uno de los 50 juegos que este año se podrán jugar en realidad virtual en la consola más popular del mundo. Es la primera generación de estos videojuegos que llega al mercado masivo. Kirkland recuerda que empezó en esto haciendo simuladores de vuelo, que trabajó en hitos como el EF2000V2, cuando se incorporó la tecnología 3D a la experiencia de volar. Pero esto de la realidad virtual, dice, “es un nuevo comienzo” para la industria.

La industria del videojuego rebosa optimismo. En las presentaciones, ejecutivos dan las gracias a los creadores, que dan las gracias a los aficionados, que a su vez dan las gracias por los productos. Las novedades de XBox y Playstation para esta temporada eran celebradas con asombro y aplausos este lunes en Los Ángeles. La Asociación de Software de Entretenimiento (ESA) calcula que 150 millones de personas en Estados Unidos juegan a videojuegos y los ingresos anuales superaron el año pasado los 22.000 millones de dólares.

Fuente: El País.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*