Maduro ordena arrestar al General Cliver Alcalá y ex gobernador Porras

general Cliver Alcalá,Florencio Porras,arresto,nicolás maduro,militares,venezuela,

En una decisión que acentúa las pugnas internas del chavismo, el gobernante venezolano Nicolás Maduro ordenó el arresto del mayor general Cliver Alcalá y del ex gobernador del estado Mérida Florencio Porras, dos hombres clave del ala militar que acusaron públicamente al régimen de abandonar el legado del fallecido Hugo Chávez, dijeron fuentes cercanas a la situación.

La orden, que acentúa el enfrentamiento entre el segmento militar y el sector marxista, se produce en momentos en que el gobernador del estado Aragua, Tarek El Aissami, lucha por arrebatarle el control de la Guardia Nacional al ministro de Defensa Vladimir Padrino López, quien ya no parece contar con la total confianza de Maduro.

El Aissami, uno de los principales jefes del ala marxista, que es investigado en Estados Unidos por su presunta participación en el narcotráfico y por sus vínculos con organizaciones terroristas de Oriente Medio, actualmente ejerce control sobre los mismos grupos paramilitares que el jueves agredieron a diputados de la oposición, dijeron las fuentes a “el Nuevo Herald”.

Agregaron que El Aissami también controla actualmente las operaciones de represión de la Guardia Nacional a través de la influencia que ejerce sobre el Comandante General de ese estamento militar, el general Néstor Reverol, quien a su vez enfrenta una acusación formal en Estados Unidos por presunto narcotráfico.

Según las fuentes consultadas, El Aissami junto con Maduro fueron los que decidieron ordenar los arrestos de Alcalá y Porras, pero el cumplimiento de la orden estaba siendo resistido dentro del ejército.

“La gente del ejército que recibió la orden no quiso aplicar la medida. Dijeron que la única manera era que el ministro [de Defensa] se responsabilizara, pero el ministro tampoco quiere dar la orden. Hay un problema interno muy fuerte dentro del Ejército”, explicó otra de las fuentes consultadas.

Fuente: El Nuevo Herald

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*