Guaidó anticipa contactos con Comando Sur de Estados Unidos

Juan Guaidó

Tras la embestida de la justicia controlada por el chavismo contra la Asamblea Nacional, la detención del vicepresidente del poder legislativo, Edgar Zambrano, y las acusaciones formuladas contra una decena de diputados, el rival de Nicolás Maduro volvió el sábado a convocar a sus seguidores para pedirles que mantengan viva la presión hasta lograr un cambio.

Los mensajes de Guaidó, presidente del Parlamento reconocido por más de 50 países como mandatario legítimo, rescatan nuevamente la posibilidad de involucrar de forma directa al Ejército de Estados Unidos en lo que la oposición llama «cese de la usurpación». En la plaza de Alfredo Sadel, en la urbanización caraqueña de Las Mercedes, el político anunció que dio instrucciones a su representante en Washington para que establezca contactos con el destacamento encargado de América Latina. «Hemos instruido a nuestro embajador Carlos Vecchio que se reúna de inmediato con nuestros aliados», afirmó antes de mencionar «el Comando Sur y el almirante». El objetivo, añadió, consiste en «establecer relaciones directas en materia de cooperación».

El pasado 30 de abril el líder de la Asamblea Nacional lideró una operación que pretendía alentar una fractura en la cúpula de las Fuerzas Armadas venezolanas. Liberó al dirigente opositor Leopoldo López, pero no logró forzar la renuncia de Maduro pese a tener la complicidad del jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). En su opinión, ese día marcó «un antes y un después». «Hoy tenemos muchas más opciones, incluso las de cooperación internacional. Hemos estado en las calles y vamos a seguir hasta lograr el objetivo», clamó. Guaidó incidió especialmente en las fórmulas para conseguir su propósito y, ante un público que le pidió hasta nombrar ministros, habló de las opciones internas y externas.

Guaidó ha afirmado en varias ocasiones que si Washington ofreciera abiertamente su apoyo militar, probablemente lo aceptaría como demandan los sectores más duros de la oposición. El vicepresidente Mike Pence o el secretario de Estado Mike Pompeo no han dejado de asegurar que todas las opciones están encima de la mesa.

Fuente: El País

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*