OEA insiste en reformas electorales en Nicaragua

Luis Almagro,OEA
Foto/ archivo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, insistió este miércoles con las reformas electorales en Nicaragua y la necesidad de que el Gobierno libere a todos los presos políticos «lo antes posible».

«Necesitamos más, necesitamos más de todos, pero necesitamos más del Gobierno porque hay deberes que son propios del Gobierno. Necesitamos que el Gobierno libere a todos los presos políticos lo antes posible, no lo más tarde posible», insistió Almagro, quien también defendió la necesidad de «reformas electorales».

Almagro desveló que habló sobre este tema con Ortega en mayo de 2018, cuando las protestas estaban en su punto álgido, y entonces el mandatario parecía dispuesto a adelantar los comicios.

«Desde entonces muchas cosas han cambiado y creo que él no está tan dispuesto ahora, pero no puede interpretarse eso o juzgarlo de antemano. Creo que es una necesidad para Nicaragua, es el camino más fácil para redemocratizar el país y traer soluciones institucionales», aseveró Luis Almagro.

No obstante, Almagro consideró que «celebrar elecciones demasiado pronto tampoco sería bueno para nadie», porque los partidos políticos necesitan tiempo para prepararse.

De igual manera, pidió «madurez» a la oposición y al Gobierno de Nicaragua para que prospere el diálogo, suspendido desde el 3 de abril y en el que el organismo actúa como testigo.

«Necesitamos madurez de los dos lados, necesitamos que la gente deje de mentirnos, necesitamos eso, eso es muy importante», dijo Almagro durante un debate en una universidad en Washington.

«No estamos jugando, no podemos porque las necesidades de la gente son enormes, demasiados grandes, necesitamos ofrecer soluciones. Así que no nos gusta cuando la gente participa en un juego político con esta situación, no es tolerable, no es aceptable para nada», añadió.

Preguntado por Efe, Almagro explicó que «todos los actores políticos» en Nicaragua han tenido ese comportamiento y, de alguna manera, lo han manifestado «todo el tiempo».

«Y tengo un ejemplo, una de las partes de las negociaciones nos pidió que concertáramos un encuentro, y luego no se presentaron a esa cita. Entonces, ¿nos pides a nosotros que concertemos un encuentro y luego no vienes? Ese es el tipo de juegos políticos que no pueden ser», explicó.

Una de las condiciones que la Secretaría General de la OEA puso para actuar como testigo fue la excarcelación de «todas» las personas que habían sido encarceladas desde que en abril de 2018 estallaran unas protestas contra Ortega, que se saldaron con más de 300 muertos y cientos de heridos.

En el contexto del diálogo, Ortega ha excarcelado a 248 manifestantes, pero muchos de ellos han pasado a régimen de arresto domiciliario.

EFE

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*