Rescatan a futbolista mexicano Alan Pulido tras secuestro de 24 horas

rescate,frutbolista mexicano,alan pulido,secuestro,tamaulipas,

El futbolista mexicano Alan Pulido fue rescatado sano y salvo la madrugada del lunes tras un secuestro de 24 horas en el Estado de Tamaulipas. Su liberación se logró tras un confuso operativo policial que comenzó con una llamada del propio Pulido a un teléfono de emergencias durante un supuesto descuido de sus captores.

Las autoridades anunciaron la detención de un sospechoso de 38 años miembro de una de las muchas bandas de delincuentes que actúan en la región fronteriza, aunque sin dar más detalles. «Muy bien, gracias a Dios», fue lo único que dijo sobre su estado de salud el delantero del Olympiakos cuando los periodistas acudieron de madrugada a confirmar el rescate a las instalaciones de la policía en Ciudad Victoria.

El atemorizado futbolista, de 25 años, estuvo acompañado del gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, quien no dio más detalles y se limitó a decir: «Lo más importante es que está aquí, con nosotros». Antes de aparecer ante la prensa, Pulido recibió la llamada del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se interesó por su estado de salud. Poco después el ex jugador de Tigres subió a una camioneta y despareció con rumbo desconocido. Llevaba la mando vendada como único rastro de 24 horas de terror.

Se da la paradoja que la fotografía de la liberación reunió en la misma escena a dos víctimas de la violencia en Tamaulipas. Por un lado el jugador de fútbol y por otro el propio gobernador Egidio Torre Cantú, un médico ajeno a la política que terminó presentándose a las elecciones después de que su hermano, quien era el candidato, fuera asesinado una semana antes de la votación.

El futbolista

reapareció ante los medios con la misma playera sin mangas y el traje de baño que llevaba la noche del sábado cuando fue secuestrado al salir de una fiesta familiar en una alberca junto a su novia. Según la reconstrucción de los hechos, a partir de la declaración de sus familiares, Pulido estuvo hasta las 23:30 de la noche en la fiesta y salió después con su compañera para dirigirse a otro festejo. Fue en el trayecto entre uno y otro donde el BMW que conducía fue interceptado por un comando de entre 10 y 12 personas quienes detuvieron al vehículo y se llevaron por la fuerza al futbolista y abandonaron a la mujer.

Tres horas después, sus familiares denunciaron el hecho, que quedó en manos del Grupo Antisecuestro de Tamaulipas y la Policía Federal que activó un plan especial en torno a Ciudad Victoria y los alrededores.

Fuente: El País

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*