La justicia de Estados Unidos dictará primeras sentencias en caso FIFA

fifa,escándalo,sentencia,estados unidos,

A un año del estallido del escándalo de corrupción en la FIFA, la maquinaria de la justicia estadounidense tiene en su engranaje a 40 exdirigentes de la Concacaf y la Conmebol y empresarios procesados, 15 de los cuales ya se han declarado culpables y comenzarán a recibir su sentencia desde la semana próxima en Nueva York.

De los siete detenidos en un hotel de Zúrich (Suiza) en la primera redada del 27 de mayo de 2015 y los dos arrestados en un segundo operativo del 3 de diciembre, todos ya fueron extraditados, ocho de ellos a Estados Unidos incluyendo al nicaragüense Julio Rocha la semana pasada, y el restante a Uruguay, Eugenio Figueredo.

Entre tanto, otros acusados, cercados, decidían entregarse, como el expresidente hondureño Rafael Callejas, que viajó a territorio estadounidense, o el empresario argentino Alejandro Burzaco, extraditado desde Italia.

La mediática megacausa que sacudió los cimientos del fútbol mundial puso en el centro del escenario a los habitualmente calmos tribunales federales de Brooklyn, por donde han desfilado a lo largo de este año esos otrora hombres poderosos, todos liberados bajo millonarias fianzas.

Muchos de ellos se presentaron con traje de presidiarios ante los jueces Raymond Dearie o Robert Levy y salieron de la corte a paso rápido con la cabeza gacha y sin hablar con la prensa para cumplir arresto domiciliario en distintas partes del país.

La fiscalía estadounidense puede jactarse de tener ya 15 exdirigentes y empresarios que se han declarado culpables a cambio de cooperar con la investigación y conseguir una pena reducida, entre ellos Callejas, Burzaco y el exvicepresidente de la FIFA, Jeffrey Webb.

Nueve acusados, en cambio, siguen dando batalla en Nueva York, como el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, José María Marín, y el paraguayo Juan Ángel Napout, extitular de la Conmebol, ambos extraditados desde Suiza.

Fuente: AFP

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*