image

image

El Papa Francisco sumó a la corrupción la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia, racismo y desprecio a exiliados.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*