image

image

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el exgobernante cubano Raúl Castro/AP/Archivo

Cuba esperaba recibir por cada médico $8,000, de los cuales $1,000 sería el salario de los galenos. Brasil no aceptó esta condición.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*