Gobiernos dictatoriales ensucian y difaman a sus oponentes dice el Papa

Papa Francisco,ataque,Estambul,

Durante la misa matutina celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco pone en guardia contra el pecado de murmurar, «nuestro pan de cada día» a nivel personal, familiar, parroquial, diocesano y social; y recuerda que la lógica del Evangelio es contraria a la lógica del mundo.

El Pontífice asegura que es una actitud que consiste en hacer siempre «el comentario negativo para destruir el testimonio».

«Este pecado de murmurar es cotidiano, tanto en lo pequeño como en lo grande», dijo el Papa, indicando que en nuestra propia vida nos encontramos murmurando «porque no nos gusta eso o aquello» y en vez de dialogar o «tratar de resolver una situación de conflicto, murmuramos secretamente, siempre en voz baja, porque no hay valor para hablar claramente». Este es también el caso «en las pequeñas empresas, en la parroquia».

«¿Cuánto se murmura en las parroquias? Con tantas cosas», dijo el Papa, afirmando que cuando hay «un testimonio que no me gusta o una persona que no me gusta, el murmullo se desata inmediatamente».

Dictadores difaman

Por otro lado el Papa Francisco señaló que la murmuración y difamación también es practicada por gobierno dictatoriales.

«Y también en la política. Y esto es malo. Cuando un Gobierno no es honesto y trata de ensuciar a sus adversarios con la murmuración, con la difamación, con la calumnia”, afirmó el máximo jerarca de la estrucctura católica.

«Y ustedes conocen bien a los gobiernos dictatoriales, porque han experimentado esto, ¿qué hace un gobierno dictatorial? Primero toma en mano los medios de comunicación con una ley y a partir de ahí, comienza a murmurar, a menospreciar a todos aquellos que para el gobierno son un peligro. Murmurar es nuestro pan de cada día a nivel personal, familiar, parroquial, diocesano y social», explica.

Esa actitud es “una escapatoria para no mirar la realidad, para no permitir que la gente piense”, concluyó el Papa.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*