Monseñor Silvio Fonseca: «Crímenes no pueden quedar impunes»

"Nuestro deber es estar al lado del pueblo sufrido", recalca el sacerdote

Monseñor Silvio Fonseca

Los crímenes no pueden quedar impunes y los responsables deben ser juzgados, expresa monseñor Silvio Fonseca,  vicario de la Familia, al pronunciarse sobre la represión y muerte de parte del régimen de Ortega que ha dejado 512 muertos en cinco meses, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

«La Iglesia es una vocación para dar sentido y vida a los demás, nunca estará apoyando otra posición», enfatiza el sacerdote.

«Nuestro deber es estar al lado del pueblo sufrido», recalca monseñor Fonseca al manifestarse sobre los orteguistas críticos de los obispos.

En momentos de represión, la Iglesia Católica de Nicaragua abrió sus puertas a los manifestantes que en un intento de salvar sus vidas ante disparos de paramilitares y policías, ingresaron a las parroquias. Los ataques continúan contra la población, al igual que el refugio en los templos del Señor.

Ejército debe responder 

Ante el baño de sangre en nuestro país, el religioso asegura que de la justicia divina nadie se escapa. Agrega que el Ejército de Nicaragua también tiene que ver en toda esta masacre, por no hacer nada para detenerla.

La Iglesia fue la primera en señalar que el país iba por mal rumbo, porque no es indiferente al sufrimiento, es lo que afirma la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Con ello, monseñor Fonseca reitera que el papel de la Iglesia no inició el 19 de abril.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*