“Justicia” por los muertos exige Ana Quirós, víctima de una brutal golpiza de las turbas

Ana Quirós
Ana Quirós/EFE

Al cumplirse cinco meses de represión del régimen de Ortega contra el pueblo, Ana Quirós del Movimiento Autónomo de Mujeres, recuerda el ataque de paramilitares contra su persona en la protesta pacífica contra las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social el pasado 18 de abril.

Al menos unas sesenta motos de hombres armados con palos y piedras en la zona de Camino de Oriente en Managua, agredieron al grupo que protestaba a vista y paciencia de la Policía. Ella es una víctima de los primeros ataques de las turbas de Ortega.

«Uno de ellos me agarró como piñata rompiéndome la cabeza y me fracturaron la mano», dijo Quirós, quien  asegura que seguirán en las calles exigiendo democracia y libertad de presos políticos.

Las agresiones, hostigamientos, persecuciones contra los manifestantes continúan en el país. Organizaciones de Derechos Humanos nacionales y extranjeras han condenado lo que denominan criminalización de las protestas sociales, argumentando que es un derecho de la ciudadanía.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cifra en 322 los muertos por represión de Ortega desde que iniciaron las protestas en el mes de abril. Por su parte, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) en su último informe publicó que los fallecidos por ataques del régimen son 481.

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*