Hostigamiento y ataque orteguista a manfestaciones cívicas en el norte

Denis José García

Lo que todo transcurría de manera normal en la marcha de los autoconvocados en el municipio de Jalapa, fue interrumpido por paramilitares y turbas del gobierno que empezaron a atacar a los manifestantes con morteros, piedras y armas de fuego.

Tal situación obligó a los marchistas a dispersarse. Los ciudadanos denunciaron como los paramilitares tiraban a matar sin importar que en la movilización iban niños, jóvenes, ancianos y mujeres.

Sebastiana Talavera de la comunidad de Tiotecacinte indicó que «todos tenemos derecho a marchar, pero las turbas del gobierno no nos dejaron decirle a Ortega que ya no los queremos en el poder».

En San Diego

En tanto en el municipio del Jicaro en el sector de San Diego, 4 camionetas que se dirigían a participar en la caravana en el municipio de Jalapa fueron detenidos por elementos paramilitares los que impidieron el paso de los vehículos.

Los ciudadanos denunciaron que los paramilitares les tomaron fotos y les grabaron vídeos.

Somoto

Por su parte en la ciudad de Somoto cabecera del departamento de Madriz, las turbas del gobierno asediaron a los autoconvocados que realizaban un plantón frente a la Iglesia del Tepeyac.

El hostigamiento de los grupos partidarios del gobierno hizo que los autoconvocados optaran por moverse de un lugar a otro donde también llegaron las turbas para provocarlos.

Los autoconvocados realizaron su plantón demandado el cese de la represión y las detenciones ilegales.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*