Devoción y serenidad en bajada de imagen de Santo Domingo

La diminuta imagen de Santo Domingo de Guzmán fue bajada de su altar para iniciar la fiesta patronal de Managua.

El Cardenal Leopoldo Brenes presidió la Santa Eucaristía que se desarrolló en un ambiente de religiosidad y tranquilidad.

La fiesta patronal de este año se desarrolla bajo el lema «peregrinamos con esperanza».

«Ese es el mensaje que todos nosotros hoy vamos a llevar al mundo, no solamente aquí a Nicaragua, sino a todo el mundo», explicó Brenes.

Llamado a la unidad

El arzobispo de Managua pidió al Señor para que «vaya iluminando nuestras mentes» y que siembre el «mensaje de paz y reconciliación».

«No construyamos muros, destruyamos muros y sobretodo el muro de la confrontación, del rencor, de las palabras ofensivas y el muro del odio», refirió.

Agregó que «la única esperanza nuestra es esa presencia de Cristo en el corazón de cada uno de nosotros, él ha venido a destruir esos muros, esas situaciones que pueden dividirnos, porque un pueblo dividido va a la perdición».

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*