Las 6 muertes en Nicaragua con las que todo un país lloró

Los cuerpos de los 6 familiares durante el servicio religioso en una iglesia evangélica de Managua

El 16 y 17 de junio del 2018 será recordado como un fin de semana trágico en la historia de Nicaragua. Las crudas imágenes divulgadas en medios de comunicación y redes sociales hicieron llorar a todo un país.

Una familia completa, incluyendo a dos menores de edad, fueron incinerados en su casa por paramilitares orteguistas.

Oscar Velásquez Pavón, su pareja Maritza López, su hijo Alfredo Pavón López, su nuera Mercedes de los Ángeles Raudez, y sus nietos Mathías, de tres meses, y Daryeli, de tres años, fueron las víctimas.

Los dos menores de edad que murieron incinerados por paramilitares orteguistas
Los dos menores de edad que murieron incinerados por paramilitares orteguistas

Todos fueron sepultados este domingo en el cementerio Milagro de Dios, ubicado en la zona sureste de Managua.

«Mis padres; me los mataron, me los mataron», decía entre llantos Cinthia López una de las sobrevivientes, mientras salía del campo santo.

Población pide justicia

El atroz crimen de esta familia involucró a uno de los sectores evangélicos más radicales del país. Las oraciones al creador clamaban justicia.

En su recorrido hacia el cementerio los pobladores salieron a las calles a acompañar a la familia a su última morada.

«Eran evangélicos, no eran delincuentes», decía la multitud que se reunió alrededor de las 3 fosas.

La ciudadanía estuvo clara en todo momento sobre quienes habían provocado semejante dolor. «De que se van, se van», gritaban en referencia al régimen de Daniel Ortega.

Lo que se sabe del caso

Según testigos presenciales y sobrevivientes, antes del criminal acto contra la familia la Policía Nacional y los paramilitares orteguistas causaban zozobra en la zona.

La sobreviviente Cinthia López responsabilizó directamente a Daniel Ortega por lo sucedido. Lo maldijo a él y a su descendencia.

El otro sobreviviente, Javier Pavón también acusó a los paramilitares y policías por el asesinato de su familia.

Esta versión fue consecuente con lo dicho por vecinos del lugar.

Que se aclaren las cosas

Augusto Marenco, uno de los líderes religiosos más conocidos en el país era quien «pastoreaba» a esta familia.

Durante el servicio religioso para las víctimas, Marenco de manera escueta condenó lo sucedido.

«Ha golpeado a todos, no podes meterte con los niños, no podes hacerle daño a los niños. No toques al indefenso», expresó a radio Corporación.

El pastor evangélico Augusto Marenco cargando el ataúd de uno de los niños asesinados
El pastor evangélico Augusto Marenco cargando el ataúd de uno de los niños asesinados

Agregó que darán acompañamiento a la familia para que se haga justicia.

«Hemos estado documentando todo para que cuando vengan las autoridades competentes, poder determinar la responsabilidad de las gentes que cometen este tipo de crímenes fuertes, (y) paguen ante la justicia», sentenció.

Pastores corruptos y cobardes

La iglesia evangélica ha sido fuertemente criticada por sus mismos feligreses quienes afirman que se han acobardado ante la crisis socio política del país.

«Les hago un llamado e invito a esos grandes pastores, al hermano (Augusto) Marenco, Ovidio Balladares, Omar Duarte, que no sean corruptos. Todos los evangélicos cristianos tienen que estar en la batalla orando y ayunando», criticó Manuel Perez, un pastor evangélico comunitario.

«Lo que queremos es que todos esos cobardes evangélicos que se hacen decir cristianos que caminan la biblia, que se salgan; Que Omar Duarte saque esos miles de gente, Marenco, Ovidio Balladares todos los grandes pastores que salgan afuera con su pueblo», insistió.

Sin embargo Augusto Marenco minimizó esos señalamientos. «La gente tiene derecho a decir lo que quiera», refirió.

Momento en que el ataúd de una de las víctimas de los paramilitares era trasladado al cementerio. De fondo la casa de habitación donde murieron quemados otras 5 personas.
Momento en que el ataúd de una de las víctimas de los paramilitares era trasladado al cementerio. De fondo la casa de habitación donde murieron quemados otras 5 personas.

«Lo que pasa es que la iglesia evangélica, su forma, su mística, su manera es totalmente diferente, los religiosos evangélicos no somos políticos vestidos de alguna cubierta religiosa», justificó.

«No me puede haber visto expuesto usted, la (Radio) Corporación y cualquier emisora. (Pero) Hemos estado (expuestos) … al final creo que nuestro deber es estar al lado de la justicia, al lado del pueblo», agregó.

1 comentario en Las 6 muertes en Nicaragua con las que todo un país lloró

  1. lamento lo que paso estaba en trabajo cuando supe de la atrocidad no pude dejar de llorar al ver las imagines fuertes de la muerte de los menores

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*