o

Represión gubernamental continúa dejando luto y dolor en el país

Cortesía

El joven Kevin Roberto Dávila López se convirtió en la más reciente víctima fatal producto de la represión del régimen de Daniel Ortega.

Quince días después de haber permanecido en el Hospital Antonio Lenin Fonseca tras ser herido con arma de fuego en la cabeza el ciudadano se rindió a la muerte la noche de este domingo.

Tenía 23 años de edad y estudiaba Veterinaria en la Universidad Nacional Agraria (UNA). Según información de Confidencial, la causa del deceso fue un edema cerebral severo.

Nunca despertó

Según la nota periodística de Confidencial el joven ingresó en coma al hospital Lenin Fonseca y nunca despertó, pese a que fue sometido a una cirugía para atender el hematoma intracerebral que padecía a causa del impacto

El calibre de la bala que hirió al universitario es aún indeterminado, aunque su tío, Moisés López, dijo a Confidencial la noche de este domingo que se trata de “un arma que solo los policías tienen”.

El padre de Kevin, Roberto Dávila Salgado, recibió el cadáver la noche de este domingo en el hospital Lenin Fonseca, donde todavía quedan más heridos a causa de la represión oficial. 

La víctima fue herido la noche del sábado 21 de abril en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), cuando participaba en las protestas ciudadanas.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*