Caso Juan Rafael Lanzas es una prueba palpable de tortura, dice CIDH

A criterio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el caso del campesino Juan Rafael Lanzas es una «prueba palpable de una situación de tortura».

La comisionada Esmeralda de Troitiño señaló que se enteró del caso a través de los medios de comunicación.

«Es una prueba palpable de una situación de tortura dentro de las cárceles», expresó la representante de la CIDH.

Lamentó que el Estado de Nicaragua se haya ausentado en la audiencia solicitada por el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos.

No obstante señaló que buscarán mecanismos y herramientas para solicitar al Estado la información correspondiente y poder cruzarla.

El planteamiento del Cenidh

El Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) fue el organismo que solicitó la audiencia y quien expuso la situación carcelaria en nuestro país.

El Cenidh presentó ante los comisionados de la CIDH la situación de hacinamientos en las cárceles, el incumplimiento a las órdenes de libertad y las retenciones ilegales.

También se denunció ante el organismo internacional las muertes de reos bajo custodia policial.

Se ejemplificó el caso de Francisco Ponce ocurrido en el 2015 y quien según la Policía se suicidó con su camisa manga larga.

«Los familiares al recibir el cuerpo dijeron que mostraba signos de tortura en sus manos, en sus costillas y que además cuando fue detenido no tenía ninguna camisa manga larga», explicó la abogada del Cenidh Wendy Flores.

Flores también recordó ante la CIDH la muerte de Juan Antonio Aguilera ocurrida en agosto de 2016.

Sobre ese detenido las autoridades policiales indicaron que murió producto de un infarto.

La sesión número 167 de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos se realizó en Bogotá, Colombia.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*