La «gripe contagiosa de la reelección» afecta la institucionalidad dice empresario

En un artículo de opinión publicado este viernes en el diario La Prensa, el expresidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), Roberto Sansón reflexionó sobre el daño de la reelección a la institucionalidad de los países, y la calificó como una «gripe contagiosa».

Tomando como ejemplo la situación de violencia postelectoral ocurrida recientemente en Honduras ante la reelección del presidente Juan Orlando Hernández, Sansón reflexiona y dice que «al ver todo esto, al ver la polarización que sufre Honduras hoy, no puedo más que preguntarme, ¿vale todo esto la pena?».

«La democracia en Honduras es claramente un perdedor, pues ha quedado demostrado que las instituciones encargadas de salvaguardar el proceso electoral no han tenido la capacidad ni han estado a la altura del reto presentado», refiere el escrito del empresario nicaragüense.

Puso en riesgo su legado

Sansón elogia la administración del presidente Juan Orlando Hernández y considera «que ha hecho mucho en poco tiempo» sin embargo «ha puesto su legado en riesgo».

«Es normal que sienta que tiene que estar más tiempo en el poder para afianzar su legado. A cambio de esto cometió el error de empujar la reelección, viendo a sus vecinos él consideró que si en Nicaragua se podía y en Costa Rica también, por qué no en Honduras, y con eso desencadena una serie de eventos que nos tienen hoy con el panorama de Honduras que ya conocemos y de paso ha puesto su legado en riesgo», escribe.

La reelección daña la institucionalidad

En su escrito de opinión el empresario se pregunta si «¿es más importante la persona o la institucionalidad?. Dice un dicho que nadie es indispensable, si esto es cierto, ¿por qué cuesta tanto aplicarlo en política?».

«Y la misma reflexión hago para Nicaragua, pues cuando la bota oprime no importa si es la derecha o la izquierda, bota es bota. Nicaragua, pues cuando la bota oprime no importa si es la derecha o la izquierda, bota es bota», concluye.

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*