Papa Francisco pide por la niñez en paises de conflicto

El Papa Francisco impartió este lunes la Bendición “Urbi et Orbi” (“a la ciudad y al mundo”) desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, y dirigió el Mensaje de Navidad a miles de personas en la plaza y el mundo

Francisco dedicó su Mensaje a los niños de diferentes países en conflicto y pidió especialmente por ellos.

Repasó la difícil situación que viven estas naciones y rezó para que a través de la Comunidad Internacional se puedan solucionar las diferentes crisis.

“Mientras el mundo se ve azotado por vientos de guerra y un modelo de desarrollo ya caduco sigue provocando degradación humana, social y ambiental, la Navidad nos invita a recordar la señal del Niño y a que lo reconozcamos en los rostros de los niños, especialmente de aquellos para los que, como Jesús, ‘no hay sitio en la posada» dijo..

En particular, mencionó a “los niños de Oriente Medio” en los que se puede ver a Jesús y que “siguen sufriendo por el aumento de las tensiones entre israelíes y palestinos”.

“Invoquemos al Señor pidiendo la paz para Jerusalén y para toda la Tierra Santa; recemos para que entre las partes implicadas prevalezca la voluntad de reanudar el diálogo y se pueda finalmente alcanzar una solución negociada», pidió. 

El Papa Francisco también mencionó a los niños sirios, “marcados aún por la guerra que ha ensangrentado ese país en estos años”.

“Que la amada Siria pueda finalmente volver a encontrar el respeto por la dignidad de cada persona, mediante el compromiso unánime de reconstruir el tejido social con independencia de la etnia o religión a la que se pertenezca”, expresó.

Los niños de Irak y Yemen también fueron protagonistas de su Mensaje. “Vemos a Jesús en los niños de Irak, que todavía sigue herido y dividido por las hostilidades que lo han golpeado en los últimos quince años, y en los niños de Yemen, donde existe un conflicto en gran parte olvidado, con graves consecuencias humanitarias para la población que padece el hambre y la propagación de enfermedades”.

“Vemos a Jesús en los niños de África, especialmente en los que sufren en Sudán del Sur, en Somalia, en Burundi, en la República Democrática del Congo, en la República Centroafricana y en Nigeria.”

Pidió por Venezuela

Sobre las dificultades que desde hace tiempo vive Venezuela, el papa Francisco rezó al Niño Jesús que “se pueda retomar un diálogo sereno entre los diversos componentes sociales por el bien de todo el querido pueblo venezolano”.

El Santo Padre tuvo un pensamiento especial hacia las personas desempleados y que “con gran esfuerzo intentan ofrecer a sus hijos un futuro seguro y pacífico”.

También oró por los niños “cuya infancia fue robada, obligados a trabajar desde una edad temprana o alistados como soldados mercenarios sin escrúpulos”.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*