Venezuela: Escasez de alimentos supera el 24% de la canasta básica

Venezuela,escasez de alimentos,
Foto/EFE

Desde hace cuatro años los venezolanos afrontan una escasez de alimentos básicos que ha ido variando a lo largo de este periodo sin disminuir su efecto en la población; de hecho la magnitud del problema ha causado restricciones en la producción e importación de los suministros gracias a medidas estatales regresivas que atentan contra el derecho a la alimentación.

Entre los principales rubros que son difíciles de conseguir en el país están la leche en polvo, la margarina, el azúcar, el aceite de maíz, el queso amarillo, las arvejas, las lentejas, el arroz, la harina de trigo, el pan, las pastas alimenticias, la harina de maíz, el café y la mayonesa, lo que representa el 24,13% de los productos que contiene la canasta básica familiar, de acuerdo al más reciente reporte mensual de octubre del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas).

Lo que ocurre en Venezuela tiene repercusiones para su sociedad, la población hoy sufre una inseguridad alimentaria severa, advierte Susana Raffalli – nutricionista especializada en gestión de la seguridad alimentaria, en emergencias humanitarias y riesgo de desastres- quien explica que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define a la seguridad alimentaria en cuatro dimensiones: que el alimento esté disponible, en cantidades suficientes, que la población tenga acceso a éste, y que esté en capacidad de asimilarlo.

La FAO determina cuatro fases para calificar lo que le ocurre a una población en materia alimentaria: alarma, inseguridad leve, inseguridad severa y hambruna. «La inseguridad severa en Venezuela está demostrada por el deterioro en la disponibilidad de alimentos, la escasez. El acceso está restringido por días asignados de compra (de acuerdo al digito final del documento de identidad), las personas tienen que colocar sus huellas dactilares para adquirir productos, ha habido un desplazamiento de la red de distribución alimentaria hacia un sector público que funciona de forma muy deficiente (bolsas CLAP, que tienen un propósito de control social)», advierte la experta.

En paralelo, el país entró en hiperinflación lo que restringe el acceso de adquirir los alimentos ante la disminución del poder adquisitivo. De acuerdo al reporte mensual del Cendas la canasta básica familiar cuesta 5.594.119 bolívares (66,5 dólares a tasa paralela), lo que representa un aumento de 1.693.043,69 bolívares (20,15 dólares o 3.7 salarios mínimos), 43,4% con respecto al mes de septiembre de 2017. Se necesitaban 186.470,65 bolívares diarios (2,2 dólares) para cubrir su costo, más de un salario mínimo cada día.

En lo que va de año, el Gobierno de Nicolás Maduro ha aumentado cinco veces el salario mínimo de los trabajadores y desde 2010 el sueldo ha aumentado 33 veces. El sueldo mínimo actual está en 177.507 bolívares (2,11 dólares) mensuales, más un bono de alimentación de 279.000 bolívares (3,32 dólares) mensuales para un total de 456.507 bolívares (5.43 dólares) el más bajo de la región incluso por detrás de Cuba.

Fuente: Diario Las Américas

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*