China realizó un ejercicio de ataque aéreo

China
Foto/ REUTERS

Aeronaves de la fuerza aérea de China volaron cerca de la isla de Guam, Estados Unidos, y realizaron una práctica de bombardeo, según informaron fuentes militares de Washington.

Hubo también reportes de bombarderos chinos volando en las proximidades de Hawaii, según señalaron estos altos oficiales a un grupo de medios, incluyendo al portal especializado Defense News, durante un viaje oficial del presidente del Alto Mando Conjunto del Ejército de Estados Unidos, general Joseph Dunford.

Los informes llegan en momentos de extrema tensión entre Washington y el régimen en Pyonyang, quien en los meses anteriores amenazó reiteradas veces con atacar con misiles a Guam, una isla estadounidense de 160.000 habitantes ubicada en el Océano Pacífico a unos 9.400 kilómetros de distancia de la costa oeste del país.

Pero la posibilidad de que China también comprometa la presencia estadounidense en la región constituye una «amenaza a largo plazo» y una situación «preocupante por el camino que está tomando», dijeron las fuentes, que hablaron antes de la intervención de Dunford.

Las tensiones con Corea del Norte continúan, pero, a diferencia de China, se trata de «una pelea que podemos ganar», agregaron.

«Cuando vemos las capacidades que China está desarrollando, tenemos que asegurarnos de mantener la habilidad de cumplir los compromisos con nuestros aliados en el Pacífico», señalaron.

La isla artificial construida por China en el arrecife Mischief, convertida luego en base militar

Los cruces entre Estados Unidos y China en el Pacífico no son, sin embargo, nuevos. Beijing ha estado construyendo islas artificiales fortificadas o montando bases militares en islas naturales en diferentes aguas en disputa en los mares del Este y Sur de China, generaron preocupación entre los vecinos Vietnam, Malasia, Japón, Taiwan y Filipinas, entre otros.

Washington, por su parte, ha respondido enviando a sus buques de guerra a navegar libremente por las aguas que China reclama como suyas, en un intento de mantenerlas fuera de sus control.

Estas provocaciones cruzadas generaron momentos de tensión cuando buques estadounidenses y aeronaves chinas experimentaron cruces peligrosos, así como también entre activos militares de Beijing y otros países.

Un bombardero estratégico Xian H6, como el que se aproximó a Guam y a Hawai

Sólo el año pasado, la fuerza aérea de Japón realizó unas 900 misiones de intercepción de bombarderos chinos que volaban cerca de su territorio, siempre según Defense News.

Las aeronaves más utilizadas por China en estas situaciones son el bombardero estratégico Xian H6 y el caza Shengyang J-11, ambos copias bajo licencia de equipo de diseño ruso.

En el caso del H6, basado en el Tupolev Tu-16 «Badger» de la era soviética, se trata del bombardero que practicó aproximaciones de ataque sobre Guam y que voló cerca de Hawaii.

Un destructor estadounidense de la clase Arleigh Burke, como los que suelen patrullar aguas reclamadas por China

El crecimiento y modernización de la fuerza aérea de China y de su marina, con la reciente entrada en operaciones del portaaviones Liaoning, así como la construcción de bases en territorios en disputa, marcan el interés de Beijing en consolidar su poder en el Pacífico.

En especial debido a su iniciativa comercial a largo plazo enmarcada en el proyecto «Un cinturón, un camino», una «nueva ruta de la seda» que busca conectar más eficientemente por vía marítima y terrestre a Asia con Europa.

Pero Estados Unidos también tiene intereses en el área. «Nos vemos como una potencia del Pacífico. Tenemos la intención de quedarnos. Nuestra prosperidad económica del futuro está directamente vinculada a nuestras relaciones políticas y militares en la región», señaló Dunford.

Fuente: Infobae

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*