Pueblo protagonista dicen obispos

El pueblo debe ser actor de su propia esperanza exhortan los obispos católicos de Nicaragua  a través de un mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua con motivo de las Próximas Elecciones Municipales de 2017 emitido el pasado sábado 21 de octubre luego de concluir una eucaristía desde la Sede del Episcopado en Matagalpa.

“Que nada ni nadie les arrebate la alegría y la Esperanza”. (Papa Francisco, 6 de septiembre de 2017); con esta cita textual, los obispos católicos nicaragüenses iniciaron su exhortación de once puntos en torno a las Municipales 2017, donde alienta al pueblo nicaragüense a convertirse en un protagonista pensante de su historia.

«A quince días de efectuarse las próximas elecciones municipales del 5 de noviembre de 2017, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, constatamos que, en su mayoría, las problemáticas en esta materia, siguen siendo las mismas que mencionamos en el Comunicado del pasado 26 de septiembre de 2012 (n.5) y en el documento emitido en el diálogo con el Presidente de la República el 21 de Mayo de 2014 (n.39)» reza el punto dos del mensaje episcopal.

¿A qué problemáticas se refieren los obispos católicos nicaragüenses?

El punto tres del mensaje señala una serie de estados emocionales como el desaliento, desmoralización, pesimismo y desesperanza que son provocados por acciones circundantes colectivas y de gran poder que impacta al ser humano.

No cabe duda, que los fraudes electorales consecutivos desde el 2006 hasta el 2016, diez años en que ha permanecido en el poder de manera ilegal Daniel Ortega Saavedra con la venia de todo el aparataje estatal a su servicio, han provocado a lo largo de la historia ese desequilibrio emocional de toda una sociedad a la cual hacen referencia los obispos católicos.

El punto cinco del mensaje episcopal se convierte en esa voz de aliento de todo un pueblo que ha sido victima de los vejámenes de oportunistas que solo suben al poder para servirse de él sin importarle el bien común de una sociedad.

«La desmoralización de un pueblo conduce a la apatía, a dejar que otros hagan, que otros decidan; nunca olviden que somos nosotros, el pueblo nicaragüense, quien tendrá la última palabra y podrá decidir el horizonte que el país deba tomar. La fuerza que transforma una sociedad es la del pueblo que, animado por la justicia y la Libertad se edifica en las virtudes del bien común, la verdad y la justicia social. Seamos actores y no espectadores. “En cada nación, los habitantes desarrollan la dimensión social de sus vidas configurándose como ciudadanos responsables en el seno de un pueblo, no como masa arrastrada por las fuerzas dominantes. Recordemos que “el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral” (Papa Francisco, 24 de noviembre de 2013)», reza el punto cinco del mensaje de los obispos.

En torno a esto, el Partido Ciudadanos por la Libertad (PCXL) a través de su presidenta nacional, Kitty Monterrey, hace eco del protagonismo consciente y esperanzador del cual hacen referencia los obispos católicos.

«… yo estoy diciendo participen, voten de acuerdo a su conciencia, ese es el mensaje de la Conferencia Episcopal, que cada ciudadano tome en sus manos el destino de Nicaragua y participe», declaró la máxima dirigente de esta nueva fuerza política.

Por su parte, María Haydeé Osuna, presidenta nacional del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), se limitó a decir que el mensaje de los obispos ha sido claro en el sentido de que la solución a los problemas de Nicaragua la tiene el mismo pueblo.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*