Detienen a exministro de Economía de Lula y Rousseff en Brasil

detención,Guido Mantega,exministro,Economía,

El exministro de Economía brasileño Guido Mantega ha sido detenido de forma preventiva este jueves en una nueva fase del caso Petrobras, que investiga sobornos y desvíos de dinero en la petrolera estatal.

Los investigadores sospechan que Mantega, que formó parte de los equipos de Gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores (PT), era el intermediario de sobornos pagados por empresas que prestaban servicios a Petrobras a personas vinculadas al PT. Según la policía, el exministro, que también fue presidente del consejo de Petrobras, se reunió con el magnate Eike Batista en 2012 y pidió un soborno de cinco millones de dólares, que supuestamente sirvió para pagar gastos de la campaña electoral de Rousseff en 2010. A cambio, la empresa de Batista ganó contratos de construcción de plataformas petrolíferas de Petrobras.

Cuando fue detenido, a primera hora de la mañana, Mantega se encontraba en el hospital privado Albert Einstein de São Paulo, donde su mujer estaba siendo operada para tratarse de un cáncer.

Según la Policía Federal, los agentes lo acompañaron desde el centro de salud “de forma discreta” hasta su residencia, que registraron en busca de pruebas. Ahora será trasladado a Curitiba (Estado de Paraná), la ciudad desde la que el juez Sérgio Moro coordina la interminable operación Lava Jato, que arrancó en marzo de 2014 y que ya va por su fase número 34. Según lo previsto por la ley, la detención de Mantega (prevista para casos de riesgo de fuga o obstrucción de las investigaciones) se podrá prorrogar otros cinco días. Si el juez lo considera necesario, puede transformarla en prisión preventiva.

La fase 34 de la operación Lava Jato iniciada este jueves se llama Archivo X en referencia a la empresa naval OSX, uno de los blancos de la operación. Los agentes han cumplido, en total, ocho órdenes de prisión preventiva, ocho de conducción coercitiva (interrogatorio) y 32 órdenes de busca y captura en los Estados de Minas Gerais, Brasilia, Río de Janeiro, Bahía, Rio Grande do Sul y São Paulo.

Fuente: El País