Destitución de diputados es “tiro de gracia a Democracia Participativa”

El diputado Wilber López, en representación de los parlamentarios destituidos por el Consejo Supremo Electoral Sandinista, dio a conocer que acudirán a las instancias correspondientes por la violación a los derechos de más de 800 mil personas que dieron su voto para pedir cambios en el país.

Se recurrirá ante los organismos internacionales que tengan competencia, además sabemos que la comunidad internacional está atenta y está preocupada porque es el único hecho histórico aberrante que ha cometido un gobierno de facto, ilegal e inconstitucional, como es Nicaragua, destaca López.

No queremos una elección donde no haya competencia, y lo único que pueda hacer el régimen, es decir ustedes son los que se quedan, ustedes con los que se van, señala el legislador.

La Destitución de Diputados Opositores es voluntad de Daniel Ortega, que ha venido acatando su monigote Pedro Reyes, afirma el parlamentario Enrique Sáenz. Él es un peón que acata la voluntad de Ortega, y si su voluntad es despojar de la representación parlamentaria a los opositores, eso se hace, señala Sáenz.

Los nicaragüenses tienen que captar el mensaje, de que Ortega no solo ha conculcado el derecho de los votantes a elegir con los fraudes electorales, sino que ahora está conculcando el otro derecho de representación, arrogándose la facultad para eliminar a los representantes que escogió al pueblo, manifiesta el Legislador.

Por su parte el Director Ejecutivo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH, Mauro Ampié, la decisión del Consejo Electoral, que manda a destituir a los Diputados Opositores, constituye el tiro de gracia a la Democracia Participativa. La destitución anticipada al final del periodo por el que fueron electos los parlamentarios, constituye una evidencia más de la ruta en que nos llevan, el de un partido único en el país en el que no cabe la disidencia, señala el representante del organismo de Derechos Humanos.

Lo anterior apunta a un dominio total del legislativo de parte del Partido de Gobierno, expresa el Ejecutivo del CENIDH.