Francotiradores matan en Dallas a cinco agentes policiales

Varios francotiradores dispararon ayer contra agentes de policía en el corazón de Dallas, matando a cinco agentes e hiriendo a otros seis, según la Policía, durante una protesta por la muerte de dos hombres negros a manos de uniformados en la última semana.
El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, confirmó esta mañana la muerte de uno de los francotiradores tras pasar más de una hora atrincherado en un estacionamiento. Indicó que los agentes utilizaron explosivos para combatirlo.
Otras tres personas están detenidas, según dijo el viernes de madrugada el jefe de policía de Dallas, David Brown.
Tras los acontecimientos de esta mortal protesta, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama indicó que “no hay justificación para estos actos”.
“Estamos horrorizados por estos eventos”, puntualizó durante una conferencia de prensa realizada en Polonia. Además, dio las condolencias a los oficiales policíacos y sus familias.
Dallas 1
Añadió que «este ha sido un ataque atroz, calculado y despreciable contra agentes de seguridad».
Sobre la muerte de uno de los francotiradores, la agencia EFE indicó que el sospechoso se mantuvo disparando contra los agentes durante las negociaciones e indicó que «el fin se acerca» y que más policías resultarían heridos y morirían. Además, aseguró que había bombas en el estacionamiento y en otras partes de la ciudad.
Al margen del fallecido, la Policía mantiene en custodia a tres personas, incluyendo a una mujer que fue detenida en el estacionamiento y a otros dos individuos que circulaban por la autopista en un Mercedes, y cuyas identidades de momento se desconocen.
Los disparos comenzaron en torno a las 8:45 p.m., cuando cientos de personas se manifestaban por las muertes en tiroteos policiales esta semana en Baton Rouge, Louisiana, y un suburbio de St. Paul, Minnesota. Brown dijo a la prensa que los francotiradores dispararon «al estilo de una emboscada» sobre los agentes. Un miembro del público resultó herido en los disparos, según dijo el alcalde, Mike Rawlings.
Uno de los agentes fallecidos fue identificado por el Dallas Area Rapid Transit (DART, por sus siglas en inglés) como Brent Thompson, de 43 años. Es el primer agente muerto en acto de servicio desde que la agencia de transportes formó un cuerpo policial en 1989.
Los nombres de los otros perjudicados no han sido revelados. Pertenecían a la policía local de Dallas.
Dallas 2
Por otro lado, el jueves por la noche también se celebraron protestas en otras ciudades de todo el País, después de que un policía de Minnesota matara a tiros a Philando Castile cuando estaba en un automóvil con una mujer y una niña. Los instantes posteriores al tiroteo se retransmitieron en vivo a través de un difundido vídeo en Facebook. El día anterior, Alton Sterling murió tiroteado tras ser placado sobre el suelo por dos agentes blancos de policía. Ese incidente también quedó grabado en vídeo.
Imágenes de la escena de la balacera de anoche en Dallas mostraban a los manifestantes marchando por una calle en el centro de la ciudad, a media milla del ayuntamiento, cuando se oyeron los disparos y la multitud se dispersó buscando protección.
Parece que los agresores «planeaban herir y matar a tantos agentes como pudieran», dijo Brown.
La búsqueda de los tiradores se extendió por el centro, una zona de hoteles, restaurantes, empresas y algunos apartamentos residenciales. La escena era caótica, con helicópteros sobrevolando la zona y agentes con rifles automáticos en las esquinas.
«Todo el mundo empezó a correr», dijo Devante Odom, de 21 años, al Dallas Morning News. «Perdimos el contacto con dos de nuestros amigos simplemente cuando intentábamos salir de allí».
Dallas 3
La policía no tiene aún un motivo para el ataque ni información sobre los sospechosos, indicó Brown.
Los agresores habían «triangulado» la zona del centro donde marchaban los manifestantes y tenían «un cierto conocimiento sobre la ruta», explicó el jefe de la Policía. Las autoridades no han determinado si algún manifestante estaba implicado o fue cómplice del ataque, añadió.
Las autoridades no están seguras de haber localizado a todos los sospechosos, señaló Brown.
En la rueda de prensa, el alcalde de Dallas dijo que probablemente las autoridades pedirán a algunas personas que se mantengan alejadas del centro de la ciudad el viernes.
«Esta es una escena del crimen activa. Estamos determinando cómo de grande es esa escena», dijo el alcalde.
La división del FBI en Dallas proporciona «toda la asistencia posible», indicó su portavoz Allison Mahan.
Por otro lado, Theresa Williams dijo a Prensa Asociada que la civil herida era su hermana, Shetamia Taylor, de 37 años.
Williams dijo que su hermana había acudido a la protesta del jueves por la noche con sus cuatro hijos, de entre 12 y 17 años.
Al comenzar el tiroteo, Taylor se lanzó sobre sus hijos para protegerlos con su cuerpo. El viernes de madrugada estaba siendo operada por un disparo en la pantorrilla derecha.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*