La emigración de Venezuela a España se dispara en los dos últimos años

En 2015 se produjeron casi 20.000 movimientos migratorios desde el país sudamericano, un 53% más que en el año anterior

Migración,Venezuela,España,Movimiento

El número de residentes venezolanos que emigran o retornan a España no deja de aumentar. En 2015 se produjeron 19.663 movimientos migratorios con origen en Venezuela y destino en España. Esta cifra supone un aumento del 53% con respecto a 2014, según la estadística de migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el segundo país desde el que más ha aumentado el flujo de emigrantes, solo por detrás de Ucrania.

La subida se suma a la ya experimentada en 2014, que fue de un 66% con respecto al año anterior, de modo que en solo dos años las migraciones desde Venezuela a España se han disparado un 154,5%, de nuevo solo por detrás de Ucrania. En esos mismos dos años, el movimiento de España a Venezuela ha caído un 45%, hasta 4.624 personas en 2015.

Venezuela se ha convertido, con gran diferencia, en el país latinoamericano del que llega más población a España. En 2008, antes de que empezase la crisis en España, la inmigración venezolana se situaba muy por detrás de otros países como Colombia, Ecuador, Perú, Brasil o Argentina.

La grave crisis económica y social que atraviesa Venezuela, añadida a la escasez de alimentos y otros productos básicos y un escenario de inestabilidad política, parecen constituir el detonante de este flujo migratorio extraordinario. El crecimiento de la inmigración desde Venezuela solo se ve superado por el de Ucrania, que vive un conflicto bélico, pero cuyas cifras absolutas de llegadas son mucho menores. En 2015, 8.783 residentes ucranios se trasladaron a España, un 55% más con respecto al año anterior. Otro origen habitual de emigrantes a España de la región, Rusia, registró un descenso en el flujo del 14%, con algo más de 7.000 personas.

El movimiento migratorio desde Venezuela descuella también en comparación al de otros países de la región. De Colombia, el segundo país americano que más inmigrantes aporta a España, llegaron 11.032 personas. Las mayores subidas porcentuales tras la experimentada desde el país venezolano corresponden a Brasil (las inmigraciones crecen un 33%, 8.800 personas), Uruguay (un 31,5% de subida y casi 2.000 personas) y Chile (31,5% más, casi 3.300 personas).

En términos absolutos, Venezuela es el tercer país que más inmigrantes aporta, tras Rumanía (28.474 personas) y Marruecos (24.321). En 2014, en cambio, Venezuela era el quinto, superado por estos dos países, Reino Unido e Italia, y en 2008 era el 15º. Además, si lo que se atiende es al saldo migratorio (inmigraciones menos emigraciones), Venezuela ha pasado a ser el país con un saldo más amplio a favor de España: 15.039 personas en 2015, contando no solo los venezolanos sino también españoles y nacionales de otros países que se han movido de Venezuela a España.

Los movimientos han provocado un aumento de 7.992 venezolanos en España, la mayor cifra por detrás de los italianos (9.131 personas) y por delante de los ucranianos (6.427). Pero en los movimientos de población desde Venezuela hay también llegada de numerosos españoles que vuelven desde el país suramericano o que nacieron allí con la nacionalidad española y ahora vienen a España. En 2015, fueron 7.500 personas, jóvenes en su mayoría: en un 66%, menores de 40 años.

En total, 52.227 personas con pasaporte español que vivían en otro país, se mudaron a España a lo largo del año pasado. El INE precisa que más de la mitad (28.167) nacieron fuera de España. De los 15 países que lideran la lista, todos menos Cuba vieron aumentados sus flujos de migración con respecto a 2014.

En el gráfico superior pueden consultarse los movimientos migratorios registrados entre más de 50 países y España desde el año 2008. Al situar el cursor encima de la línea se muestra la diferencia porcentual con respecto al año anterior.