Capa de humo sobre Tegucigalpa contiene sustancias con monócixido

fenómeno local, generalmente, se da por actividades, antrópicas,
Desde hace varios días una capa de humo cubre la capital.

Tegucigalpa, Honduras.

La capa de humo que cubre Tegucigalpa está compuesta por sustancias peligrosas para la salud.

Desde hace varias semanas la capa está sobre la capital ocasionando además la suspensión de actividades aéreas, según expertos el humo se debe a los incendios y se desconoce por cuánto tiempo más permanecerá.

José Cáceres, experto de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), explicó que es un fenómeno local, generalmente se da por

actividades antrópicas  hechas por humanos-.

“Es por las quemas que se dan fuera de la ciudad, que han generado el aumento de la concentración de gases”, dijo.

Cáceres señaló que uno de los componentes que forman esta capa de humo es el dióxido de azufre, un gas que en bajas dosis causa al menos irritaciones en el tubo digestivo.

demás está presente el monóxido de carbono, el cual causa cuadros de náuseas, dolor de cabeza y cansancio.

También hay óxido de nitrógeno, que puede dañar la vista y las vías respiratorias.

“Todo esto a causa de la quema de bosque; a nivel ambiental también aumenta la sensación térmica que tenemos, pero puede elevarse aún más producto de que los rayos del sol penetran la tierra, parte de ellos sale, pero parte no y se queda más calor adentro, casi como un efecto invernadero aumentado”, manifestó.

Explicó que las lluvias ayudarán enormemente con la disipación del fenómeno. Estas lluvias traerán consigo las partículas de ceniza que flotan en el aire, estas no dañarán enormemente a todos los cultivos, pero sí a algunos como el tomate, las ciruelas y el mango. También detalló que el fenómeno representa un riesgo para la piel de las personas.

Según Carlos Aguilar, experto neumólogo, la mejor recomendación es no exponerse demasiado al aire libre. De la misma manera, es necesario hidratarse ante la ola de calor. El uso de mascarilla es recomendable, pero no evita el riesgo en su totalidad.

Fuente:La prensa Honduras