Dilma Rousseff con menos apoyo político y a un paso de la destitución

dilma rousseff,destitución,partido movimiento democrático brasileño,corrupción,

El futuro político de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cada vez luce más incierto.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que además de tener la mayor bancada del Congreso ejerce la vicepresidencia del país y controlaba seis ministerios, decidió salirse del gobierno de Rousseff por aclamación de su directorio nacional.

La ruptura deja potencialmente vacantes cientos de cargos ejecutivos de Brasil en plena crisis político-económica y aumenta la vulnerabilidad de Rousseff al proceso de juicio político para destituirla, que avanza en el Congreso.

Si el impeachment es aprobado, Rousseff, que pertenece al izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) y está acusada de haber ocultado el déficit fiscal violando normas presupuestales, debería dejar la presidencia mientras la juzga el Senado.

Entonces el gobierno del mayor país de América Latina quedaría encabezado, al menos temporalmente, por el actual vicepresidente Michel Temer, uno de los líderes del PMDB.

“Con el PMDB saliendo de la coalición (gubernamental) obviamente el impeachment va a seguir adelante y la presidenta muy probablemente será apartada”, sostuvo Marcus Melo, profesor de ciencia política en la Universidad Federal de Pernambuco. Pero recordó que el propio Temer enfrenta acusaciones de ilegalidades y que sobre otros miembros del PMDB en el Congreso pesan denuncias graves.

“Es una situación dramática”, le dijo Melo a BBC Mundo.