SIDA despreocupa a gobierno orteguista

"Ya hace tiempo que el Ministerio de Salud y el gobierno han dejado de transmitir mensajes preventivos"

La especialista en salud sexual y reproductiva, Ana Quiroz, representante del Centro

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido (SIDA) no preocupa al gobierno orteguista que preside Daniel Ortega, afirmó especialista en salud sexual y reproductiva.

La especialista en salud sexual y reproductiva, Ana Quiroz, representante del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS), aseguró que el gobierno de Ortega, a través del Ministerio de Salud (MINSA), hace mucho tiempo ha dejado de transmitir mensajes preventivos para evitar el contagio con el SIDA.

Ana Quiroz, representante del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS)
Ana Quiroz, representante del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS)

Hoy primero de diciembre es el Día Mundial de Lucha Contra el SIDA instaurado desde 1988 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) adscrita a la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Cerda de un millón de personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA en el 2016.

En Nicaragua, las Organizaciones No Gubernamentales se dedican a la labor de concienciar a las personas a la no discriminación a este sector social de la población.

En 2011, los estados miembros de Naciones Unidas acordaron eliminar todas las barreras basadas en el estado serológico de los viajeros.

Sin embargo, aún hay 35 países en el mundo donde existen limitaciones, más o menos severas, basadas en el supuesto riesgo para la salud pública de la población local que supondría el recibir a personas con el virus.

Con motivo del Día Mundial de Lucha contra el SIDA, BBC Mundo hace un repaso de los países que imponen los mayores obstáculos a la libre circulación de viajeros con esta enfermedad.

Según el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), son cinco los territorios que mantienen las restricciones más severas en el mundo: Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Omán, Sudán y Brunéi.

En estos casos, sus autoridades prohíben la entrada de cualquier persona extranjera que tenga VIH y requieren un examen médico o declaración para optar a cualquier tipo de visa (incluida la de turista para los visitantes que la necesitan, en función de su país de origen).

Emiratos Árabes Unidos, por ejemplo, permite la libre permanencia de uno a tres meses a los viajeros con pasaporte de alguno de los 45 países a quienes considera exentos de requerimientos de visa.

A los ciudadanos del resto de países, sin embargo, les exige que estén “medicamente sanos” como criterio para otorgar un permiso de entrada. Tener VIH supone no recibir ese certificado de aptitud médica.

Las restricciones son aún mayores para quienes quieran optar por un permiso de residencia o trabajo en estos cinco países, a quienes se les obliga a someterse a una prueba específica de VIH independientemente de su lugar de origen.

  • Carlos M Alvarado

    Por favor esto debe preocuoparnos a todos o es que solo Ortega tiene interes en la salud del pueblo?