Turquía reclamó a EE.UU. por la suspensión de visas a sus ciudadanos

Foto/ AP

El gobierno de Turquía pidió este lunes a los Estados Unidos que revierta la suspensión del visado a sus ciudadanos, un día después de la polémica medida tomada por Washington como respuesta a una serie de arrestos de empleados turcos del consulado estadounidense sospechados de haber participado en el intento de golpe de 2016.

La solicitud fue comunicada durante una convocatoria del ministerio de Relaciones Exteriores turco al número dos de la embajada del país en Ankara, Philip Kosnett, según la agencia Anadolu.

Washington había anunciado el domingo la suspensión inmediata de la concesión de visados, excepto los de inmigración, en todas las misiones diplomáticas de su país en Turquía, en un contexto de tensiones por el arresto el miércoles de un empleado local del consulado en Estambul, por considerarlo presuntamente parte del fallido golpe de estado de julio del año pasado.

Washington suspendió temporalmente el visado a ciudadanos turcos que viajen a Estados Unidos

El empleado, bajo detención preventiva, es acusado de mantener vínculos con el predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, antes aliado y ahora enemigo acérrimo del presidente Recep Tayip Erdogan y señalado como cerebro de la intentona golpista. Ankara reclama su extradición.

El lunes la fiscalía turca ordenó la detención de dos familiares de un segundo empleado también buscado y que se encuentra resguardado dentro de la delegación diplomática.

Estados Unidos aseguró que no otorgará visas hasta reevaluar el compromiso de Turquía respecto a la seguridad del personal de sus delegaciones diplomáticas.

La embajada de Estados Unidos en Ankara

Casi inmediatamente después de la reducción de entrega de visas anunciada por la embajada estadounidense en Ankara, las autoridades turcas suspendieron por su parte los servicios de visas para los estadounidenses en Estados Unidos.

“Si se trata de un asunto de seguridad, entonces se adoptarán los pasos necesarios, pero si tiene que ver con el arresto de un empleado del consulado, entonces es una decisión tomada por la justicia turca”, dijo el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, al canal de televisión A Haber.

El conflicto comenzó cuando la justicia turca ordenó el arresto de un empleado turco de consulado estadounidense por su presunta participación en el golpe de 2016 (Reuters)

“Juzgar a un ciudadano turco por un delito cometido en Turquía es nuestro derecho. Espero que Estados Unidos revise esta decisión con este enfoque”, agregó.

El conflicto provocó de inmediato una fuerte agitación de los mercados turcos, cuyo principal índice bursátil cayó un 4,7% al tiempo que la lira se depreció frente al dólar en un 2,4%.

Fuentes: AFP, EFE y Reuters