Irma con categoría 4 sigue siendo devastador… José tras sus pasos

Irma

El poderoso huracán Irma con categoría 4  se encuentra en el Atlántico, a 700 km al este de las Pequeñas Antillas, avanza con vientos de 240 km/h, informó el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos

José también se sitúa a un escalón de la categoría máxima para este tipo de fenómeno, se desplaza a 30 km/h en dirección oeste noroeste, siguiendo por la ruta del huracán Irma, que ha devastado varias islas del Caribe y amenaza Cuba, Bahamas y gran parte de Florida.

En un boletín especial, el CNH indicó que este ciclón, el tercero que se encuentra activo en estos momentos en el Atlántico, junto con Irma y Katia, es ya “extremadamente peligroso”.

En paralelo, también avanza Katia, de categoría 2, que tomó fuerza en las últimas horas y sus vientos son ya de 150 kilómetros por hora, mientras se aproxima a la costa mexicana.

Tras tocar tierra, el ciclón se degradará a tormenta tropical mientras prosigue su camino hacia el oeste y se adentra en territorio mexicano.

Katia se encuentra a unos 270 kilómetros al este-sureste de Tampico y 220 kilómetros al nornoroeste de Veracruz, ambos en México, hacia donde se desplaza con una velocidad de 6 kilómetros por hora.

La zona situada entre Cabo Rojo y Laguna Verde permanece bajo aviso de huracán (tendrá su paso en 36 horas), mientras que el aviso de vientos con fuerza de tormenta tropical (hasta 73 millas o 118 kilómetros por hora) se ha emitido desde el norte de Cabo Rojo a Río Panuco y del sur de Laguna Verde a Puerto Veracruz.

El NHC indicó que el ciclón podría fortalecerse, por lo que podría convertirse en huracán mayor (categorías 3, 4 o 5, que suponen vientos mayores a 178 kilómetros por hora) para cuando tocase tierra.

También se espera que Katia produzca acumulaciones de lluvia total de 50 a 127 milímetros sobre el sur de Tamaulipas, al este de San Luis Potosí, oeste de Hidalgo, al este de Querétaro y al sur de Veracruz, aunque podría darse el caso de hasta 635 milímetros en el norte de Veracruz, Hidalgo oriental, Puebla y San Luis Potosí. Esta lluvia puede causar inundaciones repentinas que amenazan la vida y deslizamientos de tierra, especialmente en áreas de terreno montañoso, alertó el NHC.

Fuente: Infobae